Reflexiones digitales

Algunas reflexiones digitales para el día D+1, 2, 3…

“Si no piensas en tu porvenir, no lo tendrás”

John Kenneth Galbraith

 

¿Cuándo esto acabe nos limitaremos a encender los motores y reanudar, o surgirán reflexiones donde nos cuestionaremos más de un paradigma y nos replantearemos más de una estrategia?

Ahora es el momento de empezar a evaluar todos los escenarios posible, todas las oportunidades que hemos identificado, lo cual nos va a permitir  disponer de información, real y actualizada a las nuevas circunstancias y ser un punto de partida para la toma de decisiones que el día después nos va a requerir.

Porque partir de ese día D+1:

Los consumidores serán más digitales

Es evidente que los hábitos de los consumidores están cambiando y pasarán a priorizar más actividades digitales.

Este cambio de comportamiento afecta a todo tipo de empresa y negocio, por lo que las compañías tendrán que revisar sus procesos de relación con los clientes y redefinir sus propuestas de valor, especialmente su modelo de distribución.

Hacerlo bien, en mi opinión, no se limita a automatizar o digitalizar los proceso, sino a analizar todas las posibilidades de las herramientas digitales ,y sobre ello, si es necesario, realizar un cambio en la estrategia.

Es duro, pero es una realidad ¡No desaprobemos una crisis y mejoremos! Hay que superar su componente negativo y trágico, aunque nos haya tocado emocional y/o económicamente y pensar en el futuro.

¿Cómo han cambiado los comportamientos de mis clientes? ¿Cómo ha actuado la competencia? ¿Han aparecido nuevos competidores? ¿Hay nuevas oportunidades de negocio?

Se tendrían que impulsar las plataformas digitales para el desarrollo de los negocios físicos “locales”

Lo he incluido en el post porque me parece un tema de la máxima importancia para la sobrevivencia de un gran número de negocios distribuidos por los pueblos y barrios de las ciudades.

La idea es muy sencilla: los comercios y negocios de un determinado entorno se ponen de acuerdo en desarrollar o adherirse a una plataforma que de un servicio “digital” a sus habitantes.

Las iniciativas se van desarrollando a lo largo de nuestro territorio, pero, considero que a un ritmo demasiado lento si lo comparamos con la criticidad de la situación.

Un ejemplo es DBarrio, que se define como la web para comprar online y a domicilio en negocios locales con valores sociales.

Una vez más, hacerlo no depende de la tecnología, las plataformas ya existen o se pueden desarrollar con un coste muy accesible, la verdadera clave está en la actitud del empresario, en la decisión de querer situar su negocio en otra dimensión, que en muchas ocasiones significa en querer darle una nueva oportunidad a su negocio.

Se definirán nuevas formas de trabajar y gestionar

A estas alturas no hay ninguna duda que la irrupción del teletrabajo no va a ser un tema pasajero y que muy al contrario, va a ser un modelo de trabajo que se va a instaurar en nuestras vidas.

Su impacto más allá de todo lo que se ha publicado en las últimas semanas sobre la mejor forma de realizarlo, va a estar en los cambios que supondrá en los modelos de gestión de las organizaciones, porque teletrabajar, como he comentado en alguna ocasión, no es hacer videoconferencias por muy intensas que sean.

El trabajo en remoto implica un cambio profundo en los modelos y procesos de gestión tanto internos, como externos con los clientes y los proveedores.

Por lo tanto, significa una evolución tanto en las formas de dirigir como en las de realizar el seguimiento de la productividad.

Definir estos nuevos modelos es un ejercicio de la máxima importancia que las empresas y pymes inteligentes están definiendo, y las más avanzadas implantando, para abordar con garantías el día después.

Proliferarán las plataformas de formación y eventos online

¿A cuántos webinar te han invitado la semana pasada? En mi caso a 8.

Todo parece indicar que es otra tendencia que ha venido para quedarse.

Según las últimas noticias en materia de “liberación”, parece que queda bastante tiempo hasta que los evento más o menos masivos vuelvan a tener un cierta normalidad, realmente, como otras actividades, creo que tendrán una nueva normalidad.

No obstante, es un ámbito muy importante tanto para el aprendizaje, como para la comercialización y la innovación.

Por lo tanto, las organizaciones tradicionales con un prestigio demostrado a lo largo de los años tendrán, como muchas lo están haciendo ya, que evolucionar su modelo de negocio hacia soluciones mixtas (físico y digital), donde lo digital deberá tener una calidad excepcional.

Hoy lo importante, y tiene que seguir así, es competir en contenidos, pero actualmente, sin calidad “digital”, lo cual implica una redefinición del modelo,  las posibilidades de éxito son nulas.

Como usuarios tendremos mucho donde elegir y ahora el reto será seleccionar bien e invertir nuestro tiempo en lo realmente interesante.

 

Se me quedan en el tintero otras muchas reflexiones sobre la seguridad, la privacidad, la educación, el empleo, etc., que tendremos ocasión de compartir en otras publicaciones.

Os animo a compartir vuestras reflexiones sobre ese día D+1 y sucesivos.

Cuidaros mucho.

2 Comments
  • Fernando Gómez de Calatrava
    Posted at 22:10h, 28 abril Responder

    Van a cambiar muchas cosas y nos van a afectar a todos. No siempre serán para mejor, por ejemplo los webminar a los que ahora asisto en vez de a los eventos físicos no son lo mismo, ya que uno de los objetivos principales de los eventos es el networking físico con colegas, amigos, clientes. Eso en los webminar no va a ser posible.

    El teletrabajo igualmente será una faceta importante de muchas profesiones, pero no dejaría de ir de vez en cuando a la oficina o a los clientes a tener ese contacto físico necesario para conectar con las personas y sentir si existe «feeling» o no, para hacer cosas juntos.

    Es verdad que muchas compras no necesitan de ningún desplazamiento y el éxito de Amazon y de otras plataformas así lo delatan, aunque …… a mi me gusta ir al mercado de barrio una vez a la semana a comprar alimentos.

    Seguro que la digitalización nos permitirá ser mas eficientes, pero nunca suprimirá la interacción humana (ni siquiera cómo ahora pretenden los seguros médicos el que tengamos las consultas por video-conferencia).

    Me lavaré mucho mas las manos pero el Día 1, me tomaré una cerveza con alguien.

    • Adolfo Ramirez
      Posted at 19:43h, 01 mayo Responder

      Me apunto a la cerveza (previa higiene integral).

Post A Comment