Objetivos de desarrollo sostenible

Transformación digital sostenible

La celebración en Madrid de la Cumbre del Cambio Climático me ha parecido un momento idóneo para reflexionar, en este blog, sobre Digitalización y su desarrollo sostenible.

Recordemos en un par de líneas que los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son un llamamiento universal a mejorar la vida para las generaciones futuras de manera sostenible. 

Los 17 Objetivos tiene como finalidad principalmente la siguientes metas: 

  • Erradicar la extrema pobreza
  • Combatir la desigualdad y la injusticia
  • Solucionar el cambio climático

 

«El mundo es un lugar peligroso, no a causa de los que hacen el mal sino por aquellos que no hacen nada para evitarlo»

Albert Einstein

          

 

Sostenibilidad y Tecnología

Las tecnologías digitales tienen un enorme potencial a la hora de facilitar rápidas transformaciones hacia una economía más verde y circular, consiguiendo una mayor eficiencia energética y una protección más eficaz de los ecosistemas.

La digitalización puede y tiene que convertirse en un elemento clave de la sostenibilidad, impulsando el uso inteligente de las nuevas tecnologías para tomar decisiones más acertadas desde el conocimiento y acelerar el cumplimiento de los Objetivos.

En cambio, sino aplicamos la digitalización con sentido común y en la dirección adecuada y como está sucediendo en muchas ocasiones, permitimos su desarrollo al libre albedrío, pueden multiplicarse muchos de los males sociales que ya tenemos como las desigualdades, la concentración de poder, la corrupción, las violaciones de los derechos humanos, la precariedad en el empleo, etc.

 

Digitalización y sus objetivos

 

Dos de los ODS incorporan un alto contenido digital en su desarrollo y podemos considerarlos transversales al resto.

Objetivo 9: Infraestructuras, industrialización e innovación

  • Desarrollar infraestructuras fiables, sostenibles y de calidad.
  • Promover una industrialización inclusiva y sostenible.
  • Modernizar la infraestructura y reconvertir las industrias para sean sostenibles, utilizando los recursos con mayor eficacia y promoviendo la adopción de tecnologías y procesos industriales limpios y ambientalmente racionales.

Objetivo 11: Ciudades y comunidades sostenibles

  • Aumentar la urbanización inclusiva y sostenible y la capacidad para la planificación y la gestión participativa, integradas y sostenibles de los asentamientos humanos en todos los países.
  • Apoyar los vínculos económicos, sociales y ambientales positivos entre las zonas urbanas y rurales fortaleciendo el desarrollo nacional y regional.
  • Asegurar el acceso de todas las personas a viviendas y servicios básicos.

 

Sin lugar a duda, el despliegue de la banda ancha y la aplicación de tecnologías como Big Data, Cloud Computing, Inteligencia Artificial o Blockchain pueden suponer una aceleración en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, incluso si es posible conseguir alguno antes del 2030.

Sin acción no habrá cambio sostenible

Como indicamos en el párrafo anterior, la innovación “puede” acelerar el cambio positivo, pero una vez más , seremos cada uno de nosotros tanto a nivel personal como profesional los que lo haremos posible … o imposible.

A nivel personal, parece sencillo, todo consiste en entender la situación y su impacto, salir de nuestra zona de confort y actuar, sobre todo actuar.

En el ámbito empresarial, en el que los intereses se amplían y complican la estrategia en el ámbito de la sostenibilidad no está tan clara como debería.

Simplificando mucho la cuestión sería ¿Incluye la empresa en su estrategia y transformación, los Objetivos de Desarrollo Sostenible? 

El segundo informe del Observatorio de los ODS del ESADE insiste en la necesidad de acelerar por parte de las empresas españolas, como se indica en su resumen ejecutivo:

  • España no aprueba en ninguno de los 17 objetivos de la Agenda 2030 y se encuentra en el puesto 25 de los 193 países analizados en cuanto a grado de cumplimiento.
  • Las empresas cotizadas españolas, están muy lejos de cumplir los requerimientos de reporte no financiero. Solo el 55% de estas empresas reporta información no financiera.
  • Los progresos observados en el reporte no financiero respecto al anterior informe son insustanciales e insuficientes dada la ambición y la magnitud del reto que supone la Agenda 2030.
  • La incorporación de los ODS en la estrategia de estas empresas no avanza al ritmo necesario para poder contar con una economía sostenible para el año 2030.
  • El compromiso con el nuevo paradigma de la economía circular es todavía marginal en las empresas.
  • Es urgente incrementar el número de mujeres en puestos directivos.
  • Es necesario profundizar en las políticas medioambientales.
  • La implicación de las empresas es fundamental para el éxito de la Agenda 2030

                     Presencia de los ODS en las memorias por sectores de los informes de 2017 y 2018        Fuente: Observatorio ODS (ESADE/LACAIXA)

 

En cualquier caso, lo importante es pasar a la acción y más allá de campañas de marketing oportunistas y medidas de alto impacto mediático y escaso valor real, definir planes concretos que impacten de forma positiva y sistemática en las distintas metas.

Estrategia empresarial sostenible

Hoy todas las empresas, con mayor o menor intensidad, incorporan en sus estrategias planes de transformación digital para hacer frente a la disrupción que se estará produciendo en su modelo de negocio con la intención de aprovechar la oportunidad digital y seguir siendo competitivas.

Este ámbito de transformación es un “espacio” ideal para incorporar a nivel organización elementos que faciliten la ejecución de actuaciones sostenibles incluidas en la estrategia de la compañía.

Al igual que ocurre con otros rasgos de la cultura como la innovación o la colaboración, la sostenibilidad se tiene que incorporar en el pensamiento y hábitos del personal de la organización para, de forma natural, estar en la toma de decisiones.

Una pregunta que seguro que todos tenemos en la cabeza ¿Qué va a pasar con las empresas o países insolidarios? Creo que es un aspecto importante que todavía están sin resolver, no obstante, lo que sí parece irreversible es que las empresas que no demuestren (no que digan, sino que demuestren) su compromiso con la sostenibilidad, serán compañías sin talento (nadie querrá trabajar) y sin clientes (nadie les querrá comprar), que se convertirán en organizaciones zombi que terminarán, afortunadamente, desapareciendo.

Si quieres leer acerca del encuentro que mantuve en el Encuentro Anual Empresarial del Bajo Cinca puedes leerlo aquí.

 

 

No Comments

Post A Comment