laberinto un itinerario para la digitalizacion

Un itinerario para la digitalización

– ¿Podrías decirme, por favor, qué camino debo seguir para salir de aquí -preguntó Alicia.
– Esto depende en gran parte del sitio al que quieras llegar – dijo el Gato.
– No me importa mucho el sitio – contestó Alicia.
– Entonces tampoco importa mucho el camino que tomes – contestó el Gato.

Alicia en el país de las maravilla. Lewis Carroll

No le demos muchas vueltas ni perdamos mucho tiempo en buscar caminos alternativos, la transformación digital es hoy un imperativo para todas las organizaciones y, por lo tanto, es imprescindible iniciarlo si todavía no lo hemos hecho, y acelerarlo, seguro que hay margen, si ya lo hemos comenzado.

Algunas reflexiones me parecen muy interesantes en este ámbito de la transformación:

  • No es un plan tecnológico sino que afecta a toda la organización.
  • Más que de un Plan tendríamos que hablar de una dinámica de transformación pues los cambios se producen y se van a seguir produciendo a gran velocidad.
  • Es urgente no permitir que otros competidores (hoy desconocidos) ocupen nuestro espacio, puede equivaler a la desaparición de la empresa. Desde luego, ejemplos no nos faltan.
  • Desarrollar iniciativas digitales dispersas nos pueden hacer ver la ilusión de una transformación que realmente no se está produciendo.
  • Se van a tener que tomar decisiones “dolorosas” y es mejor tomarlas con rapidez.

Por lo tanto, como explico en “Digitalízate o desaparece” parece importante  definir un itinerario,  un modelo para la transformación digital, que nos ayude a construir y desarrollar la digitalización de la empresa.

Modelo que sintetizamos  a continuación y que como se explicaba en un post anterior, empieza con el entendimiento de la nueva realidad para, a continuación, realizar una profunda reflexión de la estrategia que dará paso a la redefinición y digitalización de las 7 dimensiones claves de las organizaciones, desde la cultura hasta la innovación.

modelo un itinerario para la digitalizacion

  1. La cultura.
    ¿Es válida la actual? ¿Se tienen que hacer ajustes en la misión, visión y propósito? Es el momento de revisarla, revitalizarla y consolidarla.
  2. Propuesta de valor.
    ¿Cómo ajustamos nuestra oferta de valor a los nuevos comportamientos de los clientes? La propuesta de valor se convierte en la imagen que trasladamos al mercado, en la apuesta real por la experiencia del cliente.
  3. Modelo organizativo.
    ¿Nos sirven los modelos de gestión del siglo pasado, pensados para organizaciones analógicas? Conceptos como “Agile” están empezando a desplegarse con éxito en gran número de organizaciones.
  4. Personas y talento.
    Como siempre las personas son las verdaderas protagonistas del cambio y la preocupación por su participación en el proceso, actualización de capacidades y desarrollo del talento son el gran reto de la transformación.
  5. Tecnología.
    Ha sido y sigue siendo el germen del cambio. Analizada en el ámbito de una compañía en transformación se tienen que tener muy presentes aspectos como: el nivel de servicio, la evolución de los sistemas actuales, la construcción de la nueva plataforma digital, el cambio de las formas de trabajar o la ciberseguridad.
  6. Procesos.
    El nivel de simplificación y digitalización de las relaciones y las operaciones reflejarán realmente hasta qué punto las organizaciones estarán aprovechando esta oportunidad.
  7. Innovación.
    La identificación de nuevos modelos de negocio es otro de los grandes retos a los que se enfrentan las compañías en esta revolución digital, estar atentos a los movimientos del mercado y nuevos competidores así como testar nuevas ideas serán dos hábitos a desarrollar.

Y por último, lo más crítico ¡pasar del power point a la acción!

Una vez más la ejecución marcará la diferencia entre las organizaciones y nos mostrará el éxito de unas y lamentablemente la desaparición de otras porque, desde luego, es necesario tener un buen plan pero lo realmente imprescindible es ejecutarlo.

Debate propuesto: ¿Cuál es la dimensión más crítica para la transformación?

17 Comments
  • Eugenio De Juana
    Posted at 14:13h, 25 octubre Responder

    Estando de acuerdo, me gustaría hacer hincapié en algo que escuche ayer y que me pareció fundamental para que se acelere el cambio del que se habla. Una frase escrita en el despacho del/la Jefe/a, «Jefe/a estas equivocado» .
    En mi opinión, tendría que se obligatorio y medirse, la capacidad de tod@s l@s Jef@s para facilitar un entorno de confianza para poder decir esa frase sin ningún tipo de miedo. La empresa que consiga, de verdad, ese entorno irá mas rápido que las demás.

    • Adolfo
      Posted at 06:45h, 26 octubre Responder

      Claramente esa actitud de los directivos a aceptar otras opiniones Es un acelerador de la transformacion.

  • JAG
    Posted at 14:51h, 25 octubre Responder

    A mi modo de verlo, la Cultura. Creo que cambiar los hábitos (la «cultura» de una empresa no es más que eso, el sumatorio de los hábitos de sus miembros) es el gran reto ante el que se encuentran las empresas hoy día. Sin ese cambio cultural, de nada valdrá tener una buena oferta de valor, la mejor plataforma o los procesos más innovadores.

    • Adolfo
      Posted at 06:47h, 26 octubre Responder

      Como has visto en el itinerario la cultura esta situada en la etapa 1.

  • Nacho Sanchez
    Posted at 15:30h, 25 octubre Responder

    Sin lugar a dudas la cultura de las personas que dirigen y forman la organización. Si se entiende y asimila la mentalidad de cambio constante el resto de parámetros pueden modificarse. En caso contrario, serán esfuerzo perdidos y tensiones complicadas de gestionar.

    • Adolfo
      Posted at 06:50h, 26 octubre Responder

      Claramente, sin una cultura real, es decir, si los habitos de los que trabajan en la organización no estan alineados con la estrategia, dificilmente se va a avanzar.

  • Jose Pereira
    Posted at 17:12h, 25 octubre Responder

    La principal dimensión, como motor, carburante y tracción….son las personas, sin ellas no hay transformación exitosa y la que se hace “a pesar de ellas” solo garantiza sufrimiento, sobre coste y a la postre desastre. Hay que contar activamente con la complicidad e involucracion de ellas, o se evangeliza y está todo el mundo alineado o malamente

    • Adolfo
      Posted at 06:52h, 26 octubre Responder

      Suscribo al 100% el comentario de Jose.

  • Antonio Félix Velázquez Montero
    Posted at 17:40h, 25 octubre Responder

    Es evidente que toda iniciativa relacionada con transformación digital tiene que estar incrustada en el plan estratégico de la organización. Y por supuesto se tiene que hacer un férreo seguimiento del mismo así cómo evitar que el ánimo de los implicados decaiga con el paso del tiempo.

    • Adolfo
      Posted at 06:54h, 26 octubre Responder

      En este caso mas que nunca, por las inversiones a realizar y el impacto del tiempo que se pueda perder, tener un plan preciso de la transformacion que queremos ejecutar es una pieza clave.

  • Fernando Gómez de Calatrava
    Posted at 23:42h, 25 octubre Responder

    Siempre se habla de la tecnología en general, pero realmente han sido las comunicaciones las que han cambiado las reglas del juego. La tecnología HW/SW estaba allí desde hacía mucho tiempo, pero la tecnología fija y móvil de las comms, lo han cambiado todo.
    Además, no daría prioridad a pensar en los competidores que pueden ocupar nuestro espacio (movimiento defensivo), si no en que modelos de otros sectores/negocios podrían reinventarse y adaptarse al mío.
    Por supuesto, si nos olvidamos de las personas y del desarrollo del talento, no hay nada que hacer.

  • Adolfo
    Posted at 07:51h, 26 octubre Responder

    Buena aproximacion Fernando las comunicaciones han sido clave y no nos olvidemos de Internet que ha pasado de ser una red de servicios a una plataforma de negocios.

  • Cristina Ramos
    Posted at 10:14h, 26 octubre Responder

    Sin duda las personas!
    «Las personas movemos el mundo y en equipo el movimiento se acelera».
    Sin nuestros valores, actitudes y comportamientos no hay cultura (la siguiente dimensión en importancia, desde MHO).
    Las personas hacemos posible que el proceso se inicie (entendiendo el contexto), que el resto de dimensiones sucedan (propuestas de valor, modelos organizativos, tecnología, procesos e innovación) y que aprendamos de la experiencia y volvamos a iterar en un proceso de mejora continua.
    Y la cultura marcará el ritmo del cambio! Nuestra forma de pensar y de hacer (como organización) acelerará o frenará la transformación.
    En este punto, me permito una reflexión sobre la importancia de las personas y el papel de los CEOS como líderes de la transformación de las organizaciones, en clave de preguntas: ¿hasta que punto son realmente conscientes de la importancia de la cultura en el proceso de transformación?, ¿por qué el cambio cultural no aparece como línea estratégica principal del Plan de Transformación de las organizaciones?, en el caso de que sí este contemplada, ya que hablamos de personas y de cultura que afecta a toda la organización, ¿por qué no lo lidera el equipo de RRHH (*)?.

    Un placer participar en el debate. Feliz día a todos!!!
    (*) RRHH.- Siendo coherente con mi pensamiento ágil, prefiero asociar las siglas a Relaciones Humanas (mi nueva forma de nombrar y concebir lo que hasta ahora conocemos como Recursos Humanos).

    • Adolfo Ramirez
      Posted at 05:52h, 27 octubre Responder

      Gracias Crisitina. Desde luego el papel de los CEO’s en esencial en el proceso de transformación digital de las organizaciones. Primero porque sin su visión no habrá Plan y segundo porque sin su impulso e involucración directo no habrá ejecución, por lo tanto tampoco habrá ni Plan ni transformación y … si no hay Digitalización las posibilidades de desaparecer son, como estamos observando, muy altas.

  • Sara Burguillo
    Posted at 10:59h, 27 octubre Responder

    Fundamental el hecho de ver la transformación digital como un todo, y no como iniciativas dispersas que buscan sólo eficientar y reducir costes.

    Esto va mucho más allá, esto es un cambio progresivo y constante del «end to end» de la organización. Y que, probablemente, no tenga un deadline marcado de antemano, porque la evolución constante va ser la nueva realidad del mundo empresarial.

    Estoy cercana a como se está llevando a cabo la implementación de todo esto en las organizaciones y se están cometiendo muchos errores. Esto supone ir tarde y mal en esta carrera de fondo y tendrá un precio: quedarse atrás en ventas o, incluso, quedarse fuera del mercado (que se lo digan a Nokia en su día).

  • Cristobal parra
    Posted at 12:46h, 27 octubre Responder

    Adolfo , sobre tu pregunta, para debatir, creo que el factor crítico para que esa transformación imprescindible se produzca es la Actitud , de las personas, claro, empezando por los máximos dirigentes de la empresa, que han de «esponsorizar» permanentemente el cambio.

  • Alvaro Fernandez
    Posted at 21:45h, 31 octubre Responder

    Sin duda para mi el CEO, presidente, emprendedor de la compañia es la locomotora que arrastra al resto de la organizacion y le hace vencer el miedo a la gestion del cambio que produce un proyecto tan profundo en la empresa como es la transformacion digital de los procesos de la empresa. Cualquier proyecto de transformacion es transversal e impacta a todos los departamentos y personas de la misma. Si el que la lidera no es quien lo impulsa y controla su cumplimiento bajo mi punto de vista el resultado es el fracaso. De todas formas lo de la transformacion digital es algo que me suena ya a pasado, las compañias que seran las lideres del futuro seran las que ya estan en la etapa de liderar los. Jevos modelos de negocio: economia colaborativa, realidad virtual, blockchain, big data, ….

Post A Comment