“Hemos creado las tecnologías que prolongan la vida, pero no hemos creado una vida que quisiéramos prolongar”

Sergey Young

Con esta cita de Sergey Young, abría su intervención Alejandra Nuño en el Vida Silver Foro 100 que hemos celebrado el pasado 25 de octubre en el espacio Helixa de IFEMA, un evento en el que también contamos como ponente con Nacho Villoch.

Compartiendo ideas en las mesas de debate estuvieron: Adolfo Fernandez-Valvayor, Pedro Díaz Yuste, Antonio Sierra y Cesar Velasco.

La coordinación corrió a cargo de Rodrigo Taramona y en el cierre institucional nos acompañaron Miguel Angel García Martín (Comunidad Autónoma de Madrid) y Juan Arrizabalaga (IFEMA).

En el transcurso de la jornada Paco Abad (Fundación Empresa y Sociedad) presentó los Premios Comprendedor 2022.

Vida Silver Foro 100 es una iniciativa lanzada desde Vida Silver con el propósito de generar ideas, debate y acción sobre las grandes cuestiones que plantea la nueva longevidad.

En distintos eventos (presenciales / digitales) iremos abordando los grandes temas socioeconómicos asociados a nuestro envejecimiento, como el sistema sanitario y los servicios sociales, el ocio y el consumo, el bienestar, el empleo y la gestión del talento, la vivienda, las finanzas, la soledad o la tecnología, ámbito por el que hemos empezado estos #VSF100.

Longevidad y tecnología: un binomio inseparable

Sin lugar a duda, la tecnología está siendo uno de los factores clave que explican, por un lado, los grandes avances que se están produciendo en materia de longevidad y por otro, el desarrollo de la Silver Economy como el ámbito de innovación en modelos, servicios y productos que empoderen a las personas según van cumpliendo años para mantener su autonomía y calidad de vida.

[bctt tweet=»Envejecer de forma sana y activa, no tiene solo que ver con la salud física y mental, sino también con disfrutar de todas las posibilidades que se abren en esta etapa de nuestras vidas.» username=»»]

Una etapa en la que la tecnología es la gran facilitadora para seguir descubriendo, aprendiendo y experimentando, pues así es como por lo menos yo entiendo esta vida “silver”.

Andrew J. Scott y Lynda Gratton en “La nueva longevidad” explican que a medida que la tecnología y la longevidad cambien los fundamentos de nuestra forma de vivir y trabajar, el ingenio social será crucial para encontrar la manera de cumplir las promesas hechas a las generaciones mayores y, al mismo tiempo, ofrecer progreso y oportunidades a los jóvenes.

La realidad de digitalización del colectivo senior

Según el Centro de Investigación Ageingnomics de Fundación MAPFRE, en nuestro país, el acceso a internet por parte de los consumidores sénior ha aumentado en un millón de usuarios desde el comiendo de la pandemia.

digitalizacion senior

Conectado revoluciones

Para el CENIE (Centro Internacional sobre el Envejecimiento) el reto está en conectar estas dos “revoluciones”.

Según el Centro, a lo largo de la historia, sobre todo a partir del siglo XX y XXI asistimos a dos revoluciones, la primera el aumento de la longevidad de la población y la segunda la disrupción tecnológica. Acercar esta última a la población sénior es un desafío, donde no sólo las grandes corporaciones, sino los más innovadores, apuestan por soluciones creativas.

Una conexión en la que la que la Inteligencia Artificial, Internet de las Cosas o las técnicas de data analytics van desempeñar un papel fundamental, no solo en mejorar la calidad de vida sino también en la predicción de riesgos que ayuden a los sistemas sanitarios a mejorar sus resultados.

Tecnologías para un envejecimiento activo y saludable

Según podemos leer en www.gradiant.org, la OMS estimó que 40 millones de muertes en todo el mundo habían sido causadas por enfermedades no transmisibles (70% de las muertes que se producen en el mundo).

Un ámbito en el que las técnicas de data analytics pueden desempeñar un papel fundamental en la predicción de riesgos y de esta forma, ayudar a los sistemas sanitarios a mejorar sus resultados.

Las posibilidades de la tecnología, como es lógico, son espectaculares contribuyendo a incrementar el empoderamiento y la autogestión, mediante dispositivos, aplicaciones de salud digital o desarrollando herramientas que mejoren la independencia, la funcionalidad y la capacidad de las personas para que puedan vivir de forma más independiente.

Tecnologías como la Inteligencia Artificial e Internet de las Cosas, sin olvidarnos de las tecnologías inmersivas, van a tener un protagonismo muy especial en esta beneficiosa alianza de la longevidad con la tecnología.

Como dice Carlos Pérez fundador de Senior TIC, “la longevidad y la tecnología son dos buenas amigas”.

Anímate y suscríbete a www.vidasilver.com y participa en la construcción de una nueva realidad social.

Compartir

Un comentario de “Longevidad y tecnología, un binomio inseparable

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *