“Esto no es una crisis financiera. Es por eso cuando las Autoridades Monetarias anuncian programas ambiciosos, los mercados continúan cayendo. Esta es una crisis de confianza”

Larry Fink

De Especial Directivos de la editorial Wolters Kluwer me contactaron para hablar sobre los criterios ESG en el contexto del Estudio SpainSif 2021: La inversión sostenible y responsable en España.

Este mes publican el artículo “Los inversores, cada vez más preocupados por los criterios ESG

En este ámbito, mi opinión es que todavía estamos más en el mundo de las palabras que en el de los hechos. No obstante, la preocupación, espero que no solo de los inversores, es una buena noticia.

Criterios ESG

Cuando hablamos de ESG, nos referimos a la gestión que realizan las empresas sobre temas medioambientales, sociales y de gobierno corporativo.

Como sabemos, son indicadores que se utilizan para evaluar la estrategia de sostenibilidad de las compañías en sus decisiones de inversión, crédito o aseguramiento.

Cada vez hay mayor presión (por razones obvias) y esperemos que también mayor concienciación sobre la importancia de incorporar estos factores en el desarrollo de la estrategia y actividad de las organizaciones.

Además, los datos están empezando a demostrar que este “cambio” tiene una vinculación directa en los resultados a medio/largo plazo de las empresas.

criterios esg

Algunos de mis comentarios en el artículo

  • “La sostenibilidad se empieza a visualizar como la siguiente revolución económica después de la digital. Y, al igual que esta, dejará obsoletos muchos modelos de negocio tradicionales, incluso algunos de los recientemente “digitalizados”.
  • “Si se quieren cumplir los objetivos de sostenibilidad planificados, tanto la regulación como las estrategias de las empresas, tendrán que ser más contundentes que las actuales: La sensibilización está muy bien, pero es la cuenta de resultados la que marca los objetivos y las recompensas de los directivos”.
  • “Sostenibilidad y tecnología se han convertido en un binomio inseparable. Tecnologías como la inteligencia artificial, Internet de las cosas… en general, las tecnologías denominadas limpias son decisivas para acelerar el desarrollo de la “industrialización verde”.
  • “Los datos son, una vez más, un activo estratégico para conseguir una transformación sostenible. Su gestión integral, inteligente y colaborativa son prioridades a trabajar conjuntamente por instituciones y empresas”.
[bctt tweet=»“La sostenibilidad se empieza a visualizar como la siguiente revolución económica después de la digital. Y, al igual que está, dejara obsoletos muchos modelos de negocio tradicionales, incluso algunos de los recientemente “digitalizados”.» username=»»]

La lógica económica de la sostenibilidad

La sostenibilidad se ha convertido en una cuestión de auténtica supervivencia para la humanidad y parece lógico que las inversiones de las empresas e instituciones se destinen al desarrollo de infraestructura “verdes” y, en la misma línea a evitar las que no lo sean.

Según el estudio de SpainSif, la Renta Fija sigue siendo el principal tipo de inversión (30%) aunque se aprecia una reducción en favor de otros tipos de inversión como la Renta Mixta o la Renta Variable Indexada.

tipo inversión

En cuanto a las estrategias, la integración de los criterios ESG (ASG) a los procesos de inversión es la opción más utilizada.

Otro aspecto relevante es el aumento de empleados dedicados tanto al análisis como a la gestión ASG en los últimos años.

Es evidente que invertir en sostenibilidad es la decisión económica lógica y además apremiante, pero a cuestión es ¿Cuántas compañías han incorporado los criterios ESG en su estrategia y planes de transformación?

Desafíos y oportunidades

Según un estudio de Opinno, los principales motivos para desarrollar acciones en inversiones de sostenibilidad son:

  • Mejora imagen de marca 25%
  • Lo exigen los inversores 24%
  • Incrementa el compromiso de los trabajadores 21%

Por lo que respecta a las barreras:

  • No disponen de recursos o tiempo de los equipos 40%
  • Desconocen medidas a implantar 21%
  • Sin impacto a corto plazo 17%

Cambios clave hacia una transformación sostenible

Como vemos en el siguiente gráfico, algunos cambios se presentan como imprescindibles para orientar la organización hacía “lugares” de mayor compromiso con el futuro.

transformación inversión

Muchas de las exitosas prácticas tradicionales se han quedado obsoletas y es preciso transformarlas para seguir siendo responsablemente competitivos en un mundo cada vez más necesitado de la sensibilización de todos.

Es evidente que los conceptos de futuro y sostenibilidad van de la mano y no se entiende uno sin el otro.

Os deseo un verano divertido y sostenible.

Adolfo

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *