“Las ideas son como las pulgas, saltan de unos a otros, pero no pican a todos”

George Bernard Shaw

Desde hace tiempo (quizás demasiado tiempo) una práctica que he ido desarrollando sin darme cuenta, ha sido la de la asociación de ideas.

Una dinámica (una buena dinámica en mi opinión) que te impulsa a entender las cosas y buscar su aplicación más allá de su uso normal.

Investigando un poco sobre el concepto (poniendo en práctica la idea), encontramos aspectos muy interesantes para la reflexión y el aprendizaje.

¡Ya sabéis… la mente de principiante!

Un conflicto filosófico

La expresión se debe a Locke, que atribuye a las ideas la posibilidad de asociarse simplemente por «una correspondencia natural» entre ellas, o al azar y según las circunstancias, pero sin otorgar a esta conexión ninguna función especial en el proceso del conocimiento. Hume, en cambio, hace de ella el origen de las ideas complejas.

Estoy más con Hume… si tienes la actitud adecuada.

Teoría asociacionista de la creatividad

En 1962, Sarnoff Mednick publicó su teoría asociativa del proceso creativo, en la que defendía que el pensamiento creativo era el proceso por el cual elementos dispares se unen en nuevas combinaciones para elaborar una propuesta útil para el individuo o la sociedad.
Mednick planteó que el individuo puede producir soluciones creativas a través de uno de tres procesos: serendipia, similitud, o meditación. La serendipia sería un proceso de asociación accidental, la similitud lo sería por evocación entre dos elementos y la meditación produciría evocación al presentarse tres o más elementos.

Qué interesante, ¿no os parece?

El aprendizaje incidental

Otros autores apuntan hacia la importancia que tiene el proceso de formación, retención y empleo de asociaciones no solo para la creatividad, sino también para el aprendizaje incidental, entendiéndose por aprendizaje incidental una situación en la cual ideas o relaciones aparentemente irrelevantes tienden a asociarse posteriormente generando un cambio en el conocimiento del individuo y/o en su conducta.

Me encanta este concepto del aprendizaje incidental que, sin saberlo, llevo desarrollando toda la vida.

El mundo líquido como facilitador de la asociación

Hace ya más de 20 años el sociólogo Zygmunt Bauman dio curso con éxito a la expresión metafórica ‘modernidad líquida’ para referirse al tipo de cambio social que opera en las actuales sociedades desarrolladas.

“La sociedad moderna líquida es aquella en que las condiciones de actuación de sus miembros cambian antes de que las formas de actuar se consoliden en unos hábitos y en una rutina determinadas.”

Una idea ampliamente desarrolla en los distintos ámbitos y especialmente en el económico.

Una teoría que favorece la asociación de ideas.

Las organizaciones, los negocios, los sectores se vuelven líquidos y las ideas fluyen entre ellos y se visualizan las oportunidades de una forma mucho más evidente.

En el ámbito de la innovación, se ha convertido en una de sus mayores fuentes de inspiración.

“Innovar es simplemente moverte más rápido que tu entorno. En tiempos de modernidad líquida, casi nada ha venido para quedarse” – Franc Ponti

La asociación de ideas en la era digital

La disrupción digital y los nuevos modelos que se están generando son una magnífica oportunidad para poner en práctica esta teoría. Buscando su asociación o aplicación en nuestro negocio.

Pensemos en el potencial de proyectar nuestro negocio, si todavía no lo hemos hecho, en términos de plataforma, ecosistema, pago por uso o suscripción.

Como comparto habitualmente en mis clases, es un ejercicio de gran valor, incluso si al final se decide que no son modelos aplicables o no son prioritarios en esos momentos.

Es un aprendizaje tremendamente interesante para entender mejor el mercado, la competencia, el negocio y los clientes.

Hoy, como estamos comprobando, “vivir” la nueva economía y estar atentos a las distintas tendencias y su potencial aplicación a nuestra estrategia, por muy alejadas de nuestro sector que puedan parecer que están, es una práctica imprescindible para seguir siendo competitivo y aprovechar las oportunidades que a gran velocidad aparecen y desaparecen.

¿Cuántos habéis analizado el impacto y aplicación del metaverso en vuestra estrategia? ¿y las criptomonedas? ¿y el modelo de empresa distribuida? ¿y el análisis predictivo?

¿Cuántos habéis analizado como lo están haciendo en otras industrias y su potencial aplicación en la vuestra?

Os animo a compartir alguna “asociación”.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.