“Las matemáticas parecen dotar a uno de nuevo sentido”

Charles Darwin

Desde que somos pequeños recibimos mensajes negativos en torno a las matemáticas y esto hace más complicado que nos acerquemos a ellas. Es como si cuando eras un niño tus padres te inculcaron el miedo a los perros; de natural, tendrás un cierto rechazo. Y es una pena. Tanto las matemáticas como los perros son maravillas dignas de conocer y reconocer como elementos claves de nuestra felicidad.

La comprensión de las matemáticas es algo innato al ser humano. Entender qué son los números, qué conseguimos con ellos: contar, sumar, multiplicar, dividir, … El ser humano ha ido desarrollando cosas nuevas a medida que ha ido avanzando con las matemáticas, descubriendo las matemáticas. Y, ¿sabes una cosa? Esa comprensión, ese entendimiento, esa verdad absoluta que caracteriza el pensamiento analítico, es algo que te puede ayudar a ser más feliz. A lo mejor no lo crees, es normal. Tienes que experimentarlo. Por eso he escrito un libro con ese objetivo: acercar a la gente a descubrir la inteligencia analítica que tiene dentro y, con ello, sentir el instante de felicidad que ello produce.

Volviendo al símil del perro, los objetivos son varios:

1) Conseguir que confíes en mí y te acerques al perro, a pesar de tus miedos
2) Aguantar un ratito y darte cuenta de que no pasa nada malo
3) A lo mejor tener la suerte de que la mirada dulce del perro se cruce con la tuya y sientas algo. O que te de un pequeño lametazo con su lengua y te resulte simpático
4) Pasar más y más ratos, y descubrir por ti mismo todo lo que los perros nos dan a los humanos

Algo parecido será lo que tengas que hacer con las matemáticas:

1) Acercarte más de una vez
2) Avanzar despacio e ir sintiendo felicidad
3) Darte cuenta de lo maravillosa e increíbles que son.

Yo tuve la suerte de que la vida me llevó hacia ellas. Cuando era niña no se me daban mal, pero como cualquier otra asignatura. Tampoco es que tuviera predilección por ellas. Luego tuve la suerte de estudiarlas, casi por casualidad.

Finalmente, fue el paso de los años y el poder llevarlas a mi día a día, lo que me hizo darme cuenta de lo afortunada que había sido. Si ese no ha sido tu caso, y nunca te llevaste viene con ellas: no tires la toalla. Si no te atreves a coger ningún libro que tenga números en sus páginas porque crees que no lo vas a entender, anímate a leer el que yo he publicado, porque está escrito para alguien como tú.

Para alguien a quien no le gustan las matemáticas y que cree que no son para el o para ella. La inteligencia analítica está dentro de ti. La usas a diario: cuando miras tu reloj, cuando cocinas, cuando subes tu pierna al montarte en el autobús, … casi cada cosa que haces tiene inteligencia analítica y es tuya. Es natural a tu ser.

El principal propósito de este libro que he escrito es cambiar tu parecer respecto a las matemáticas. Acercarte a ellas y conseguir que no salgan tantos comentarios negativos de muchos adultos que están rodeados de niños y que, si darse cuenta, participan en su negatividad hacia dicha ciencia.

Por último, ¿no es hermosa la naturaleza? Las matemáticas son parte de esa hermosura, porque están en todo. En las flores, en el espacio, en los mares y en las montañas. Y tú participas de todo eso y de esa fuerza analítica que todo lo impregna. ¿Te gustaría que, a tus hijos, nietos, sobrinos, les gustasen las matemáticas? ¡Demuéstrales que es algo a lo que tú te acercas! ¡No hables mal de ellas! ¡No hagas chistes fáciles!

¿no es hermosa la naturaleza? Las matemáticas son parte de esa hermosura, porque están en todo Clic para tuitear

Dame la mano, vente conmigo, a través de este libro, y descubre que la inteligencia analítica está dentro de ti y que es algo que descubres de a poquito, consiguiendo momentos de felicidad que te hacen sonreír y sentirte realizado.

Macarena Estévez

Macarena Estévez

Data Science. AI. Metaverse. Future of Marketing

Autora del libro “Tu cerebro es un prodigio analítico, aunque tú no lo creas

Partner Analytics – Deloitte

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.