“Nada en la vida es para ser temido, es sólo para ser comprendido. Ahora es el momento de entender más, de modo que podamos temer menos”

Marie Curie

Segunda parte del resumen de “España a ciencia cierta”.

6. Realidad aumentada
Las tecnologías de realidad aumentada son cada vez más populares, y continuarán creciendo en la próxima década. En España hay varias empresas con un potencial enorme para convertirse en líderes del sector, pero como es obvio existe una gran competencia. Por ello, es fundamental que nuestro país aproveche las oportunidades de financiación promovidas por la Unión Europea para seguir creando formatos de realidad aumenta innovadores como los desarrollados por Sngular, OneBigRobot, Brainstorm y ActiMirror, entre otras.

Varios estudios estiman que, en 2030 el mercado de las tecnologías de realidad aumentada alcanzarán los 1,5 billones de dólares, una cifra equivalente al PIB español actual.

7.Test rápidos
Una de las grandes contribuciones a la lucha contra la Covid19 ha sido los nanosensores, que nos han permitido identificar la presencia de anticuerpos de manera muy sensible. Pero donde verdaderamente se ve el potencial de este tipo de sensores, es en el Tercer Mundo, para identificar enfermedades que tienen un diagnóstico difícil a un precio razonable, en países que no tienen un sistema sanitario tan adelantado como el nuestro.

En la era digital e hiperconectada, surgen otras formas de realizar test rápidos para ayudar a las decisiones clínicas.

8. Supercomputación
España es una potencia mundial en supercomputación. Tenemos unas infraestructuras estupendas, y sin duda, esta capacidad nos puede ayudar a despegar. Las matemáticas unidas a la supercomputación, nos van a permitir liderar el uso de los datos. Esta es una herramienta que no podemos dejar pasar. ¡Es el momento de apostar por los supercomputadores!

Un ejemplo es MareNostrum5 del Barcelona Supercomputing Center.que figura entre los proyectos escogidos por el consorcio europeo EuroHPC-JU.

9. Agricultura de precisión
Por motivos obvios es un ámbito clave para nuestro pais.
Renovar las tecnologías que usamos en el campo puede transformar la agricultura y adaptarla a las necesidades del futuro. Gracias a los satélites, los drones, la maquinaria autónoma y la inteligencia artificial, la agricultura de precisión podrá reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, maximizar el aprovechamiento de recursos y la sostenibilidad de los cultivos.
Unas tecnologías que nos permitirán no solo hacer un recurso mejor del campo, sino también contribuir a repoblar la España despoblada, dando un mayor beneficio a las personas que trabajan en el campo. Otros países son líderes en este sector -Israel es un ejemplo de agricultura de precisión- y no hay ninguna razón por la que nuestro país no pueda apostar por el mismo tipo de tecnologías.

10. Nanomedicina
La nanomedicina ha tenido un papel muy importante en las vacunas frente a la Covid19. Esas vacunas contienen un material genético que no hubiera podido entrar en las células si no se hubiera investigado durante décadas el suministro inteligente de medicamentos, en este caso, de material genético que entra por endocitosis (proceso a través del cual una célula adquiere material extracelular) en nuestras células y permite la respuesta de nuestro sistema inmunitario de una forma tan eficaz.

España es un caso singular en el panorama internacional, porque el interés que despierta la nanomedicina en la comunidad científica es muy notorio. Nuestro país ocupaba en el 2018 el tercer puesto mundial en número de publicaciones, sólo por detrás de EE.UU. y China.

Conclusiones
En la presentación del estudio, Javier Garcia, finalizó con unas conclusiones con las que coincido plenamente:

“Estas tecnologías pueden mejorar la calidad de vida de nuestros ciudadanos y la competitividad de nuestras industrias. Los ciudadanos que no las conozcan van a ser analfabetos tecnológicos. Cuando tengamos que tomar decisiones sobre temas que nos van a afectar tanto en nuestra calidad de vida, como en el empleo, como en nuestra industria, tenemos que entender lo que estamos eligiendo, porque no hay libertad sin conocimiento”.

La tecnología es importante, pero al final, se trata de personas. Las tecnologías no nos van a resolver los problemas, sino que somos las personas las que finalmente tenemos que ponerlas en práctica y hacerlas realidad. Vivimos un momento muy especial. Estamos saliendo de una pandemia. Tenemos la economía cogida con pinzas. La deuda pública es enorme. El paro estructural está creciendo. La velocidad de la transformación es cada vez mayor. Es importante que pensemos el país que queremos construir juntos. Tenemos los fondos, la tecnología, la capacidad humana, las infraestructuras para hacer realidad un país más competitivo. Eso, sin duda, pasa por la ciencia, la tecnología, el conocimiento y las personas” … y me permito añadir, y la colaboración, olvidándonos de personalismos y construyendo con el objetivo del bien común.

¿Consideras que, como país, estamos preparados o preparándonos para aprovechar esta oportunidad?

Compartir

4 comentarios de “España a ciencia cierta /2

  1. Jesús O. dice:

    Totalmente de acuerdo en que España está inmersa en un contexto de incertidumbre global, pero debe responder de forma urgente a una serie de riesgos globales y también propios olvidándose de personalismos, es decir de demagogias, intereses particulares y dogmas ideológicos.

    1.- Sobre la deuda enorme, debemos retornar a la estabilidad y equilibrio presupuestario, el gasto público se debe orientar al cambio del modelo económico
    2.-Reactivar la demanda de inversión, y aprovechar la liquidez en el mercado junto a un sistema innovador de financiación al que hoy se suman los fondos europeos.
    3.-Tenemos los Fondos europeos de sostenibilidad y digitalización, la tecnología, la capacidad humana y la infraestructura pero hay nuestro modelo productivo requiere un cambio estructural para mejorar la competitividad micro
    4.- por último es necesario un marco normativo a nivel nacional que permita a todos jugar con las mismas reglas .

    En resumen, debemos ponernos de acuerdo en la España actual y alejados de la pretensión siempre cortoplacista.

    Hay margen para mejorar en todos los ámbitos, en lo geopolítico: migraciones, defensa, Europa, …, y en lo particular: pensiones, sistema tributario, sector energético,… y en política demográfica inexistente en España desde hace 45 años. Al menos la sociedad española tiene buena voluntad y sabe que vale la pena intentarlo, pero necesitamos la actitud de cooperación de todos los grupos y actores sociales y políticos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.