El riesgo de desarrollar un liderazgo tiovivo

liderazgo tiovivo

“No hagas nada y nada pasará. La vida se trata de las decisiones. O las tomas o alguien las tomará por ti, pero no las puedes evitar”

Mhairi McFarlane

¡Vamos a darle otra vuelta! ¿Os suena?

El inmovilismo destruye valor
El inmovilismo nunca es una opción, puedes no hacer y ser una decisión acertada, pero, en este caso, vendrá como resultado de una reflexión o una estrategia, no como consecuencia de la pasividad.

Hoy, en un mundo de cambios continuos, sus consecuencias están siendo dramáticas para las empresas e instituciones que lo padecen.

Algunas causas a solucionar para evitar esta situación paralizante son:

  • El perfeccionismo extremo, que puede llegar a tener un efecto contrario al deseado, paralizando a las organizaciones y consecuentemente desaprovechando más de una oportunidad. Hoy introduciendo en los esquemas de gestión, iniciativas como el “Mínimo Producto Viable”, puede mitigarse en gran medida su impacto negativo.
  • Silos organizativos, las habituales estructuras de gestión basadas en Áreas funcionales sin una cultura de colaboración no favorecen, obviamente, la agilidad en la toma de decisiones.
  • Escasa delegación, y por lo tanto de autonomía para adoptar las decisiones. Y además los recurrentes: “lo tengo que ver con …”
  • Falta de asertividad, algunas decisiones tienen que ver con dar el paso de comunicar algo incómodo o potencialmente conflictivo, que requiere un liderazgo valiente dispuesto a romper con el statu quo reinante en muchas organizaciones.
  • Burocracia, que hace interminables los procesos y esconde problemas más profundos relacionados con la estrategia.

La relevancia del dato en la toma de decisiones

Una vez más, los datos aparecen como el gran aliado en la ejecución de la estrategia.

En general todas las empresas han incorporado los datos… la gestión inteligente de los datos, como una dimensión imprescindible en sus planes de transformación, pero la realidad es que las etapas no se están acortando y sigue siendo habitual encontrarnos evoluciones como la que muestra el gráfico de Christopher S. Penn.

liderazgo evolución

Si a los ejecutivos les cuesta decidir y además, no tienen la información adecuada, las posibilidades de éxito descienden significativamente.

A riesgo de ser reiterativo, todas las organizaciones deberían revisar su modelo de datos y asegurarse que están desarrollando o tienen implantados los cuatro ejes que venimos comentando como imprescindibles:

  • Negocio, materializado en casos de uso.
  • Gobierno del dato, definiendo los procesos necesarios para el desarrollo de las iniciativas de negocio basadas en datos.
  • Capacidades, identificando los roles y perfiles necesarios, así como la estructura organizativa.
  • Tecnología, Implantando la infraestructura tecnológica óptima para garantizar el desarrollo y ejecución de los modelos.

La agilidad en la toma de decisiones una ventaja competitiva

Como comentábamos en el post “el poder de la agilidad en la transformación de las organizaciones, ser ágil es un aspecto cultural que va mucho más allá de la aplicación de una metodología específica.

Las características de estas empresas “agiles”, en las que no tienen cabida directivos “tiovivo” se pueden concretar, según un artículo de McKinsey en:

  • Tener un propósito claro e ilusionante que guía su estrategia, actividad y por lo tanto la toma de decisiones. No hay que dar muchas vueltas porque las formas de trabajar y los objetivos están claros.
  • Equipos empoderados, con responsabilidades y autoridad clara, que promueva altos niveles de compromiso.
  • Aprendizaje continuo, la rapidez en entender y adoptar los continuos cambios del entorno, se ha convertido en el gran reto de las organizaciones.
  • Tecnología de última generación, que facilite el desarrollo de los modelos y la gestión masiva de la información con altos niveles de eficiencia.
  • Estructuras organizativas sencillas, que promuevan la colaboración y la flexibilidad en el desarrollo de los proyectos y la actividad.

¿Conoces o has conocido organizaciones “tiovivo”? Te animo a compartir tus reflexiones sobre esta idea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *