Intensidad tecnológica

Intensidad tecnológica

“Si decides hacer solo las cosas que sabes que van a funcionar, dejarás un montón de oportunidades encima de la mesa”

Jeff Bezos

El post de esta semana complementa el publicado el pasado 10 de mayo en el que hablábamos de densidad digital. En esta ocasión, abordamos la idea de intensidad tecnológica un concepto desarrollado inicialmente por Satya Nadella, CEO de Microsoft.

Idea muy en línea con las desarrolladas en “Digitalízate o desaparece”, donde las empresas pueden optar entre elegir el camino de la transformación digital o por el contrario, seguir un camino de obsolescencia inminente.

Podríamos decir, que la transformación digital es algo fundamental para el negocio, pero que la ‘Intensidad tecnológica’ sitúa las cosas a otro nivel.

En el siguiente gráfico, podemos ver las 5 principales tecnologías que las organizaciones están utilizando para ir más allá de lo digital.

Intensidad tecnologica microsoft

Definición de intensidad tecnológica

Según recoge Forbes en su artículo “el poder de la intensidad tecnológica”, la transformación digital y las tecnologías en la nube son esenciales, pero algunas empresas van más allá de lo básico y aprovechan las tecnologías de vanguardia para innovar y desarrollar nuevas soluciones únicas que les dan una ventaja competitiva.

“Nadella describió la intensidad tecnológica como una fusión de mentalidad cultural y procesos comerciales, que premia el desarrollo y la propagación de capacidades digitales que crean ciclos de retroalimentación digital de extremo a extremo, derriban silos de datos y liberan flujos de información para generar conocimientos y predicciones, flujos de trabajo automatizados y servicios inteligentes «.

Importancia de la densidad tecnológica en la próxima década

En esta línea, para aprovechar realmente el poder de los datos durante la próxima década, los datos relevantes deberán fluir de manera libre, segura y estructurada dentro de las organizaciones, y externamente hacia y desde socios confiables.

En este contexto, los ecosistemas con aliados de confianza que completen la propuesta de valor a los clientes, se convierten en el modelo de referencia.

La capacidad de gestionar los datos, resulta esencial para la transformación de una organización y una vez que puede hacerlo, puede innovar más fácilmente en la forma en que interactúan con los clientes, empoderan a sus empleados y optimizan sus operaciones.

Además, las organizaciones más inteligentes están utilizando esta fortaleza en la gestión de los datos para identificar oportunidades y desarrollar nuevos modelos de negocio.

Parecía evidente, pero ahora no hay ninguna duda: los datos son la energía del siglo XXI.

“Ir a lo grande en datos y digital son pilares estratégicos que permiten reimaginar las empresas” dice Satya Nadella

El círculo virtuoso de la intensidad tecnológica

A partir de esta realidad, podemos construir una sencilla dinámica para obtener los mejores resultados de esta intensidad tecnológica.

circulo virtuoso intensidad tecnológica
Fuente: Elaboración propia

1. Entender la densidad tecnológica

Como venimos comentando en el blog, hoy cualquier cambio que se quiera introducir en las organizaciones, con independencia del alcance y del tipo de compañía, requiere un ejercicio previo: entender las posibilidades de las nuevas tecnologías … entender la intensidad tecnológica.

La pregunta es: ¿Se puede revisar una estrategia sin tener en cuenta las posibilidades asociadas a la:

  • Movilidad
  • Gestión masiva de los datos
  • Potencial de los algoritmos
  • Información de los dispositivos
  • Posibilidades de los canales
  • Experiencias inmersivas
  • Trazabilidad
  • Contratos inteligentes
  • Ciberseguridad
  • Etc. etc. etc.?

Entender, no para comprar la última tecnología y ser más digital, sino para analizar sus posibilidades desde el punto de vista de la experiencia del cliente, de la innovación y del desarrollo de sus profesionales, en definitiva, de situar la empresa en otra dimensión.

2. Reimaginar la empresa

Cuestionarse la estrategia y reimaginar la empresa, significa evaluar distintas alternativas:

  • Ampliar el negocio, extendiendo el ámbito de actuación geográfica o digital
  • Reimaginar la actividad, innovando en productos y/o servicios.
  • Cambiar el rumbo, desarrollando un nuevo modelo de negocio.
Tres opciones para reimaginar la empresa
opciones para reimaginar a la empresa
Fuente: MIT_Sloan

3. Actuar

Actuar implica hacerlo en los tres ámbitos tradicionales de las organizaciones, no solo en la optimización de las operaciones, como ocurre normalmente, sino especialmente en la interactuación con los clientes y en el desarrollo de sus profesionales, pero en esta ocasión, aprovechando toda la potencia de la tecnología.

Hoy ejecutar la estrategia aprovechando las distintas oportunidades de la intensidad tecnológica, se ha convertido en el gran reto de las empresas y sus líderes y está marcando la diferencia entre las empresas de éxito y las que simplemente sobreviven (o incluso desaparecen) en un mercado tan competitivo como el actual.

2 comentarios de “Intensidad tecnológica

  1. José Luis Prieto Calviño dice:

    Muy interesante tu aportación sobre «el círculo virtuoso de la intensidad tecnológica». Destaco tu párrafo de «Entender, no para comprar la última tecnología …» ya que lo considero una llamada a la necesidad de pensamiento crítico, cualidad devaluada en estos últimos tiempos pero necesaria su recuperación ya.
    Gracias Adolfo por compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *