Canvas T | Construyendo un modelo para la transformación

“Donde hay una empresa de éxito, alguien tomó alguna vez una decisión valiente”

Peter Drucker

Desde su lanzamiento en octubre 2017, el objetivo de este blog ha sido (y sigue siendo) evolucionar las ideas de “Digitalízate o desaparece” y generar debate sobre el impacto de las nuevas tecnologías en la disrupción de los modelos de negocio, en el  comportamiento de los consumidores y por lo tanto en la imprescindible transformación de empresas e instituciones.

Sin lugar a duda, en los últimos años, la digitalización de las organizaciones ha avanzado significativamente, no obstante, en muchas ocasiones, la transformación no se está produciendo al ritmo esperado por la Dirección y el motivo apunta a la falta de un modelo o un plan que ayude y guie en el proceso.

En una de mis conversaciones y debates con Luis Mateos Keim, sobre este tema,  pensamos que podría ser buena idea, a partir de mi libro, construir un modelo que ayudara a las organizaciones en este proceso.

Y así ha surgido, inspirado en el “business model canvas” de Alexander Osterwalder, este CANVAS T o lienzo de transformación, que ahora comparto.

Como en el modelo en el que se inspira, te permite observar de una manera visual y organizada los componentes (o dimensiones) de la transformación. Que aunque pueden estar en tu cabeza, si no los pones en negro sobre blanco en un esquema, generalmente resulta complejo de observar de manera conjunta.

Canvas T se compone de diferentes secciones y apartados con diferentes objetivos y aspectos a incluir, que en esencia son las dimensiones que se desarrollan en “Digitalízate o desaparece”:

Segmentos de clientes

Aquí debemos incorporar los nichos o tipos de clientes a los que nuestro negocio se dirige, o en su caso, la segmentación de mercados masivos. ¿Para quién estamos creando valor? ¿Quiénes y como son nuestros clientes? ¿Tenemos definidos los “Buyer persona”? ¿Cómo están evolucionando sus comportamientos? ¿Qué información tenemos de ellos? ¿Cómo hacemos la gestión de los datos? ¿Tenemos un modelo o proyectos para realizar una gestión inteligente de los datos?

Oferta de valor e Innovación

En el apartado debemos incorporar nuestros productos y servicios, y nuestra estrategia de relación, en definitiva, qué problemas o necesidades tienen nuestros clientes y cómo las cubrimos. Las respuestas a las que debemos serían: ¿Qué valor estamos entregando a los clientes? ¿Qué valor le tendríamos que entregar en la actualidad? ¿Qué aspectos son clave para construir la nueva oferta de valor? ¿Cuál y como es nuestro proceso de innovación? ¿Cuál es nuestro “time to market”? ¿Cuál es nuestro valor diferencial? ¿Tenemos una estrategia omnicanal?

Modelo organizativo

En este apartado tenemos que reflexionar sobre la evolución de la estructura organizativa de la empresa o institución ¿Es necesario evolucionarla hacia una organización más ágil, flexible y colaborativa? ¿Qué pasos tenemos que dar? ¿Incorporamos metodologías agiles? ¿Qué barreras del statu quo son prioritarias gestionar y eliminar? ¿Agilizamos la toma de decisiones poniendo en valor el proyecto de datos?

Rediseño de procesos

Es imposible transformar una compañía (como están intentado un gran número de ellas) sin abordar la redefinición de sus procesos. Porque la vida en las organizaciones se desarrolla a través de sus procesos y su cultura.

En este apartado, la acción es realizar una matriz que nos permitiera identificar los procesos críticos, una especie de 20/80 de procesos. Para, a partir de ahí, identificar su evolución: eliminación (es la primera pregunta ¿para que sirve?), automatización o externalización.

Personas / Capacidades

La transformación implica un cambio en las formas de trabajar, en las formas de relacionarnos con los clientes, en la adopción de las nuevas herramientas, en definitiva, en la necesidad de nuevas capacidades.

En esta dimensión, un primer paso lógico es realizar un mapa de capacidades (de las nuevas capacidades) como: análisis de datos, gestión de la información, comercio electrónico, manejo de redes sociales, metodologías ágiles, ciberseguridad, etc.

A continuación, el plan de cobertura es un aspecto crítico a partir de distintas alternativas: formación a personas con potencial en la organización, atracción de nuevo talento o sistematizar los servicios “on demand” para determinados ámbitos y proyectos.

Tecnología

Es la gran facilitadora del cambio, pero como vemos no es la primera dimensión que abordamos en el Modelo… porque no lo es.

En este apartado, un primer paso es entender las posibilidades de las nuevas tecnologías como un factor de alto valor para construir tanto la estrategia como la oferta de valor.

Cinco aspectos resultan relevantes en esta dimensión a la hora de abordar la transformación de la compañía:

  1. Garantizar (incluso mejorar) el nivel de servicio durante el proceso de transformación. Se van a producir cambios en los sistemas y tenemos que estar especialmente atentos a este indicador.
  2. Plan de evolución del “core system”.
  3. Construir la nueva plataforma tecnológica, un ejercicio realizado conjuntamente y sincronizado con el punto anterior.
  4. Incorporar nuevas formas de trabajar Agile y Devops.
  5. Implantar un modelo de ciberseguridad

 

La gestión del Cambio: la cultura y las personas

En el modelo habría más dimensiones transversales (tecnología, procesos…), pero he querido concretar esta visión en la Gestión del Cambio como el elemento clave en la transformación.

Como dice Peter Drucker “la cultura se come a la estrategia en el desayuno” y parece que el tiempo le está dando la razón, pues la gran barrera para la transformación de las organizaciones está siendo el cambio cultural.

Por ello, es imprescindible algo obvio, que todo proceso de transformación precisa. Además de una buena estrategia y de invertir en tecnología, un plan de gestión del cambio que se asegure, el compromiso de la alta dirección sin fisuras, la comunicación, la participación, la medición y una sistemática de seguimiento que asegure la ejecución.

Ahora, os animo a participar y debatir sobre el modelo ¿Qué cambiarías? ¿Qué incluirías?

Y si queréis más información:

6 Comments
  • Fernando Gómez de Calatrava
    Posted at 11:11h, 06 octubre Responder

    Gracias por compartir Adolfo.
    En el apartado de acciones sobre la evolución de los procesos críticos, añadiría «simplificación» antes de empezar a pensar en automatizar o externalizar.
    En el apartado del plan de cobertura de Personas/Capacidades me gustaría destacar el tema de «atracción de nuevo talento» externo, donde la endogamia de algunas organizaciones ha impedido su implantación.
    En el apartado de tecnología, perdona que arrime el ascua a mi sardina, pero las organizaciones tienen que APRENDER a comprar. Dios nos libre cuando las decisiones las lidera el departamento de Compras.
    .

    • Adolfo Ramirez
      Posted at 11:05h, 08 octubre Responder

      Fernando, gracias por participar.
      Añadido.

  • Adolfo Fernandez Valmayor
    Posted at 19:55h, 07 octubre Responder

    Totalmente de acuerdo, Adolfo.
    Y en la cultura añadiría la importancia de identificar los frenos al cambio en la organización, para gestionarlos. Estos frenos pueden ser el «status quo» (sobre todo en el caso de personas) o nuestras fortalezas (ventajas competitivas o barreras de entrada) pasadas o incluso actuales, que nos han llevado al éxito e incluso lo sostienen, pero que nos llevarán al fracaso si no conseguimos alinearlas en la transformación del negocio.
    Un abrazo

    • Adolfo Ramirez
      Posted at 11:04h, 08 octubre Responder

      Adolfo, gracias por participar, el tema que comentas queda añadido en sucesivas aplicaciones.

  • Ramón Freire García
    Posted at 11:00h, 08 octubre Responder

    Gracias Adolfo por tu contribución constante a la Transformación Digital. Si me permites y pensando un poco más en los procesos de transformación en la industria que llamamos industria 4.0 incluiría en la gestión del cambio/transformación una referencia a realizar un diagnóstico profundo, tocando los aspectos que reflejas en el Canvas T. También a seleccionar un buen modelo de madurez digital acorde con el tipo de empresa (no es lo mismo una pyme que una multinacional, por ser muy gráficos) puesto que nos va a marcar temas y objetivos a conseguir, y por último diseñar un plan de transformación detallado y teniendo en cuenta todos los aspectos del Canvas T incluyendo una buena gobernanza. Aunque hago referencia al proceso de la transformación, sí que quería compartirlo puesto que es donde encontramos que más fallan los proyectos de transformación en la industria.

  • Adolfo Ramirez
    Posted at 13:14h, 08 octubre Responder

    Ramón gracias por participar.
    Sin duda los temas que indicas asociados a la Industria 4.0 son elementos a considerar en la ejecución del Canvas T.

Post A Comment