Dirigentes

Compartiendo ideas en Dirigentes

 

Carmen Muñoz de la revista Dirigentes me contactó para charlar sobre la velocidad de los procesos de transformación en las organizaciones, la evolución del sector financiero o la actitud necesaria para afrontar las épocas de disrupción como la que estamos viviendo.

 

“Cuando llueve comparto mi paraguas, si no tengo paraguas, comparto la lluvia 

Enrique Ernesto Febbraro

                    

A continuación, un resumen de la entrevista que podéis leer íntegra en este enlace.

¿Las Fintech se perfilan como una amenaza al negocio bancario? ¿Qué panorama dibuja esta nueva situación?

Las Fintech son un movimiento positivo e inevitable. La atomización de los servicios financieros es una realidad del sector. Nos encaminamos hacia la disrupción de un modelo de negocio donde el dato, va a desempeñar un papel, muy superior al que desempeña en la actualidad, como ya está pasando en otros sectores.

En mi opinión uno de los grandes retos de las Entidades Financieras es entender que todavía tienen un gran recorrido en la gestión inteligente de los datos y en el conocimiento del cliente, pensar que han sido tradicionalmente el sector que mejor “manejaba” la información y conocía al cliente es un gran error que, en muchas ocasiones, puede estar paralizando (porque no se identifica como problema) el progreso de la Organización.

 El avance de todo lo relacionado con la banca invisible, incluyendo las operaciones en las actividades cotidianas de las personas, es una línea clara de evolución. La generación de ecosistemas donde las soluciones sean globales y donde participen más compañías aparte de los bancos, también va a ser otra de las tendencias claras. 

En estos ecosistemas, las Fintech van a tener un papel muy relevante.

La inteligencia artificial será la tecnología que mayor impacto va a tener en todo lo relacionado con los servicios financieros, pues, no solo será capaz de personalizar la oferta con gran precisión, sino que, bien asimilada por los gestores, los situará en otro nivel en su relación con los clientes.

El lema ‘mente de principiante’ siempre le acompaña, pero en el contexto actual cobra más sentido que nunca. ¿Debería ser un principio inherente a todo dirigente del siglo XXI?

Uno de los aspectos más críticos de los líderes actuales es el aprendizaje continuo. Para conseguirlo solo hay un camino: ponerlo en la agenda, por qué (y te lo digo por experiencia) lo que no está allí, no existe. 

Hay que reservar un espacio semanal para dedicarlo a formación, porque el día a día no te lleva a aprender, a no ser que “estar al día” sea parte de tu día a día.

La actitud “con mente de principiante”, es, ahora, más necesaria que nunca. Con independencia de la edad se puede aprender y crecer. Las ganas no son una cuestión de edad, sino de actitud.

En este contexto el papel de la generación senior o “silver” adquiere, por sus conocimientos y experiencia, un valor fundamental que no se puede desaprovechar, como en algún caso están haciendo algunas organizaciones.

El líder del siglo XXI tiene que ser un profesional que se gana la confianza de su equipo y le ayuda en el proceso de cambio. 

‘Digitalízate o Desaparece’ divide la transformación digital en siete pilares. ¿Qué puede encontrar el lector en su obra?

Digitalízate o desaparece tiene dos años y está en su 6ª Edición, pero creo que las ideas que comparto, situando la transformación como un cambio integral en las Organizaciones, mucho más allá de la evolución tecnológica, sigue estando plenamente vigente, desarrollando aspectos como:

  • La necesidad de entender la nueva realidad y los nuevos comportamientos de los clientes.
  • Revisar (y evolucionar) la estrategia para aprovechar todas las oportunidades de la digitalización.
  • Evolucionar, con iniciativas y proyectos concretos, las dimensiones clave de la Organización (Cultura, Personas, Propuesta de Valor a los Clientes, Modelo organizativo, Tecnología, Procesos e Innovación)
  • Definir una hoja de ruta y un cuadro de mando de la transformación.
  • La ejecución. Son distintos los estudios que sitúan en un 70% el fracaso de los Planes de Transformación, por una mala ejecución de los mismos.

 

Tema de debate: Transformación digital ¿Pasado o recorrido para rato?

No Comments

Post A Comment