Inmaculada César Benavides CIO de Pelayo Seguros en Diálogos desde la transformación.

Diálogos desde la transformación | Inmaculada César Benavides

Este mes en diálogos desde la transformación conversamos con Inmaculada César Benavides, directora de Innovación y Tecnología y miembro del Comité de Dirección de Pelayo Seguros

“Los patos salvajes siguen al líder de su parvada por la forma de su vuelo y no por la fuerza de su graznido” 

Proverbio chino

 

La generación de ecosistemas es una de las grandes oportunidades del sector

 

En esta ocasión nos hemos desplazado a la sede de Pelayo Seguros para dialogar con Inmaculada Cesar Benavides, directora de Innovación y Tecnología de la Compañía.

En este post, resumimos el artículo publicado en COMPUTERWORLD.

Inmaculada, empezó su carrera profesional en IBM, para posteriormente trabajar en Línea Directa Aseguradora, Bankinter, Seguros RGA y desde marzo del 2018 CIIO de Pelayo. Estos diálogos intentan descubrir cómo los líderes logran transformar su realidad y generar valor a través de las nuevas dinámicas organizacionales. 

La transformación es una dinámica que necesita impulsos sistemáticos

Inmaculada se incorporó en Pelayo en uno de esos momentos en los que las compañías necesitan un nuevo impulso para continuar con su transformación y crecimiento tanto interno como externo.

En estos primeros 18 meses en el puesto, sus prioridades han sido claras, actualizar las capacidades del equipo para hacer frente a los nuevos retos del sector poniendo una clara orientación al negocio y al desarrollo de las personas.

“Inyectar en el negocio el potencial de las nuevas tecnologías es el único camino para ser más competitivo en un mercado con clientes cada vez más exigentes y competidores cada día más innovadores”. 

La madurez del sector hace especialmente compleja la transformación y las posibilidades de las nuevas tecnología actúan como una excepcional palanca de cambio.

Los retos del Sector Asegurador

Los dos estamos de acuerdo que los retos del Sector Asegurador son muy parecidos a los retos del Sector Financiero: rentabilidad, regulación, cambio en los comportamientos de los clientes, tecnologías disruptivas y nueva competencia. No obstante, Inmaculada prioriza la experiencia del cliente como el gran desafío de las compañías de seguros.

“El cliente del seguro solo tangibiliza a la aseguradora cuando tiene un siniestro que es, lógicamente, el peor momento. Hasta entonces, la única relación entre cliente y el asegurado se produce en el momento del pago del recibo”.

La proactividad en la gestión del cliente se presenta como el principal reto de las aseguradoras y eso pasa por conseguir que el cliente se relacione con la aseguradora no solo en las renovaciones y siniestros.

La disrupción en el sector vendrá por un cambio en el modelo de negocio, para ello habrá que cambiar las políticas de gestión y segmentación de clientes. Parece que la personalización se presenta como el “caballo ganador”. El cliente quiere que le tratemos individualmente y no como un colectivo.

Esta personalización es una clara tendencia del sector en la que el cliente pacta con la compañía la forma de tarificar la cuota del seguro, así como las diferentes coberturas con las que va a contar, pero no solo serán las coberturas, será el tiempo (seguros temporales), microseguros, seguros on-off que el cliente puede activar o desactivar cuando quiera, o los seguros que premian a sus aseguradores en función de que demuestren buenos comportamientos o hábitos saludables. 

La generación de ecosistemas es una de las grandes oportunidades del sector

Se trata de desarrollar y desplegar arquitecturas abiertas … tanto técnicas como mentales.

“Integrarnos con todo, es un reto cultural muy importante en un sector como este, pero es el único camino hacia el futuro”, nos dice Inmaculada.

“Aunque tradicionalmente ha sido un sector muy abierto, con muchos participantes en los procesos (mediadores, peritos, reparadores, etc.), ahora eso ya no es suficiente.  Ahora hay otros intervinientes que se han especializado en segmentos de la cadena de valor y terminan siendo más eficientes que nosotros. Es entonces cuando debemos ser humildes, reconocer que son mejores, e integrarlos en nuestros servicios.

Si realmente el cliente está en el centro de la estrategia y la actividad, las compañías priorizarán la experiencia del cliente y se olvidaran de viejos prejuicios y avanzarán hacia entornos más colaborativos y modernos.

La visión de Inmaculada sobre el líder en tiempos de cambio

Lo primero es empezar a trabajar en desaprender. No podemos tener óxido y tenemos que ponernos a prueba. 

Conseguir que las personas quieran seguir trabajando con nosotros, que tengan ese compromiso, eso es lo que marca la diferencia. 

Hoy lo que más nos está costando es entender las motivaciones del talento joven. Tienen otras motivaciones, otras expectativas y los procesos de gestión del talento todavía no se han cambiado lo suficiente. Por ello es muy necesario mantener diálogos directos sobre sus inquietudes acerca del trabajo que desempeñan.

Tenemos que ser más servidores de nuestro equipo, estamos para ayudarles, para quitarles obstáculos, para acompañarlos en su crecimiento, para, cuando toque, “hacer unas risas”. Es muy importante que el equipo se sienta como tal, darles confianza y respaldarlos. 

Hoy más que en cualquier otro momento hay determinadas habilidades que resultan especialmente relevantes en el liderazgo:

  • Dar confianza y ámbito de responsabilidad. Nada de micromanagement. Se que cuesta, pero hay que ayudar a los equipos a crecer. 
  • Diversión. El equipo tiene que estar contento: pasarlo bien es hacer proyectos desafiantes e innovadores, claro que sí, pero también reírnos juntos, tratar la esfera personal, que nos apetezca pasar tiempo juntos. 
  • La gestión de las distintas generaciones, combinando las frescura y nuevas ideas de los jóvenes con la experiencia y fundamentos del talento senior.
  • El ejemplo y la coherencia en la gestión
  • La confianza y el compromiso
  • Promover la inquietud por aprender, innovar y mejorar.
  • La experimentación
  • La obsesión por el cliente, la excelencia y la eficiencia.
  • La ejecución: equivócate pronto. 

 

Es un buen momento para desarrollar un nuevo liderazgo.

Es un reto maravilloso.

¡Muchas gracias Inmaculada por el diálogo desde la transformación!

 

 

Puedes también leer, en este enlace, la edición anterior de Diálogo desde la transformación con Sergio García Cebolla CIO de AENOR.

1 Comment

Post A Comment