Razones para digitalizar la PYME

Siete razones para digitalizar las Pymes

“No intentarlo es la mejor forma de fallar”

La tecnología está disponible y cada vez es más accesibles para todos. La diferencia radica en el uso que se haga de ella.

Aun existe resistencia, por parte de muchas empresas, a afrontar su transformación y aprovechar la oportunidad “digital”. Los motivos pueden ser distintos: los buenos resultados, el miedo, el desconocimiento, el entendimiento por parte del personal o el presupuesto.

En cualquier caso, el riesgo de no acometer este cambio es evidente y de gran transcendencia para el desarrollo de la empresa. Hoy no hacer nada es retroceder, es perder competitividad y poco a poco ir desapareciendo del mercado y de la mente de los clientes.

Las siete razones para digitalizar la PYME que se desarrollan en el presente post tratan de impulsar el cambio de aquellas sociedades grandes, medianas o pequeñas que todavía están indecisas. Estas razones son:

1ª Simplifica y agiliza los procesos empresariales. Pensemos simplemente en lo que supone pasar un documento en papel a su versión digital, en lo que comporta de agilizar el trabajo, mejorar su uso compartido, reducir costes (papel, impresión y almacenamiento), seguridad y gestión de la información. Los servicios digitales de soporte al negocio (contabilidad, facturación, inventario inteligente, etc.) que ofrecen información integrada y en tiempo real son aliados perfectos para conseguir mayor productividad y eficiencia.

2ª Amplia exponencialmente el mercado. El desarrollo de una estrategia digital es una de las fórmulas más efectivas para que una PYME pueda crecer de forma sostenible y convertirse en una empresa de éxito. Dar este salto implica tener más facilidad tanto a la financiación como a la internacionalización, en definitiva, ampliar su mercado y sus potenciales clientes.

3ª Potencia la gestión proactiva de los clientes. Entender los nuevos comportamientos de los clientes y establecer el modelo de relación con ellos, termina siendo el elemento clave de la estrategia de negocio de la empresa. El uso de nuevas capacidades digitales, como Big Data, Inteligencia Artificial o la Realidad Virtual, permiten la generación de experiencias positivas hasta hace poco impensables que mejoran la experiencia y facilitan la fidelización de los clientes.

Permite trabajar en cualquier lugar, con cualquier dispositivo y en tiempo real. ¡Qué más se puede pedir! Porque, lógicamente, también permite trasladarlo a la venta, como decía el famoso anuncio de Martini “donde estés y a la hora que estés”. Las soluciones en la nube, hoy totalmente accesibles para cualquier empresa, son un paso ineludible en el camino hacia la Digitalización de cualquier compañía.

Capacidad de desarrollar alianzas y trabajar colaborativamente. La economía de plataformas no solo posibilita, sino que fomenta, la colaboración con otras pymes, empresas, proveedores e incluso competidores. Los ámbitos de esta colaboración no tienen frontera y se está produciendo en compras, logística, alianzas estratégicas e incluso en la investigación de nuevos modelos de negocio. En un mundo complejo y en continuo cambio como el actual buscar buenos compañeros de viaje es una sabia decisión.

6ª Dispone de más información y más inteligencia para gestionarla. Lo cual genera un mejor desarrollo de clientes, de productos y del mercado. Realmente estamos en unos momentos en el que el único límite es nuestra creatividad. Si analizamos las empresas, independientemente de su tamaño, que están teniendo éxito en esta Era Digital nos encontramos con organizaciones que han situado el dato como un activo estratégico de la empresa y lo han convertido en el elemento esencial para el conocimiento y experiencia del cliente.

7ª Mejora la seguridad. Hablar de seguridad en este contexto significa hablar de seguridad de la información, protección de datos y ciberseguridad. En los tres casos la sensibilización es el   factor más importante a partir del cual se desarrollan el resto de medidas.

La seguridad de los datos implica algo tan sencillo, pero también tan poco sistemático en muchas ocasiones, como hacer regularmente copia de seguridad de la información. La nube, una vez más, resulta la gran aliada para mitigar riesgos y evitar problemas insolucionables.

Por lo que respecta a la protección de datos, hoy más visible que nunca por la entrada en vigor de la nueva regulación, la digitalización tiene que convertirse en una herramienta que facilite y dé mayor seguridad a los procesos.

La ciberseguridad se ha convertido en uno de los principales retos que afrontan las organizaciones independientemente de su tamaño. Es importante que, aunque sencilla, se defina e implante una estrategia de seguridad en la organización acorde a sus necesidades que potencie una cultura de seguridad que evite tanto descuidos como malas prácticas.

Los próximos días 22, 23 y 24 de Mayo se celebran en Madrid el DES2018 uno de los mayores eventos sobre digitalización del mundo. Este año incorpora un espacio especial para la Pyme. España PYME Digital, donde seguro que se compartirán novedosos contenidos y se generarán interesantes debates.

No Comments

Post A Comment