Siete claves para innovar en la empresa

“Cuando el ritmo de cambios dentro de la empresa es superado por el ritmo de cambios fuera, el final está cerca”

Jack Welch

Nunca hemos vivido una situación como la actual en la que los conocimientos y habilidades son elementos efímeros, en la que los comportamientos de los clientes evolucionan a gran velocidad y en la que continuamente cambian y aparecen nuevos modelos de negocio.

Momentos en los que la evolución e innovación en las organizaciones resultan dos componentes decisivos para su crecimiento y en muchos casos para su supervivencia.

En este contexto, tener priorizada y organizada la innovación en la empresa se ha convertido en un factor determinante.

En “Digitalízate o desaparece” desarrollamos siete aspectos claves para lograrlo:

  1. Apoyo de la dirección

¡Todas las actividades necesitan el apoyo de la dirección!

Es verdad, pero aquellas que no generan resultados “a corto” precisan de una atención especial para no pasar sistemáticamente a una segunda prioridad. La dirección tiene que crear las condiciones para:

  • Desplegar una cultura de innovación
  • Eliminar obstáculos organizativos que la frenan
  • Lanzar retos
  • Reconocer el esfuerzo, las iniciativas, el compromiso, los resultados.
  • Fomentar la anticipación en el mercado
  1. La innovación es un proceso

Las mejores prácticas son las que incorporan la innovación como un proceso. Un proceso que va de la idea al negocio y de éste a la cuenta de resultados.

Un proceso con seis etapas:

  • Idear. Cuyo objetivo es capturar todas las iniciativas potencialmente válidas.
  • Fase de equilibrio para no desechar ninguna idea brillante y a la vez no perder el tiempo con iniciativas de bajo potencial.
  • Momento de los test del usuario y ajustes de la solución.
  • Es la fase de confrontar el producto con la realidad del mercado para ajustarlo en todos sus atributos.
  • Producto o servicio. ¡Materialización de la idea en negocio!
  • El gran olvidado de la innovación. ¿Cuántas innovaciones consideradas brillantes en los Comités de Dirección se quedan en la mera presentación? Establecer un seguimiento ágil y eficaz es un elemento clave para aprovechar las buenas ideas y trasladarlas a los resultados.

  1. Necesita recursos y presupuesto estable

¡La imaginación al poder!

Lema de gran inspiración, pero vamos a necesitar algo más.

No hay duda en situarla como una de las claves de la innovación. Es habitual encontrar organizaciones que la tienen como uno de sus valores pero en la práctica no la tienen asignado un presupuesto coherente con su prioridad estratégica y consecuentemente se pierde todo su valor.

  1. Es dual

En un contexto como el actual, la innovación en las empresas la tenemos que desdoblar en dos ejes de actuación:

  • Por un lado, con lo que podemos denominar como innovación incremental para tener permanentemente los mejores productos y servicios del mercado, o lo que es lo mismo innovando en las “fuentes de ingreso habituales”.
  • Por otro lado, generando disrupción, investigando nuevos modelos de negocio, probando nuevas tecnologías, experimentando con plataformas, indagando nuevas alianzas. En definitiva, buscando nuevas fuentes de ingreso para la compañía. En muchas empresas esta función se sitúa, para tener viabilidad y no competir con el día a día, fuera de la propia organización con mecanismos de coordinación que aceleren los procesos de llegada al mercado.

“Mi foco está en las siguientes prácticas, no en las mejores prácticas” decía C.K. Prahalad.

  1. Es colaborativa y abierta

Si en algún momento está siendo más necesaria la combinación de ideas y un espíritu colaborativo como fundamento de la cultura corporativa, es en este, en el que la complejidad y los cambios continuos lo hacen no ya necesario sino imprescindible.

En realidad, se trata de ir más allá de los límites internos y de buscar la colaboración de valor que complemente nuestras capacidades. Talento que encontraremos en clientes, partners, proveedores o startup.

  1. Fomenta la inquietud por innovar

Promover el intra-emprendimiento en el seno de la organización es una manera magnífica de transformar la organización y desarrollar las capacidades creativas de los equipos.

Tanto en mi etapa en Banesto como en el Banco Santander, ha sido una de las iniciativas de las que estoy más satisfecho e incluso más orgulloso. Dar espacio a los equipos, poner retos, promover la creatividad, la inquietud por hacer las cosas de otra forma, de mejorar, de aprovechar las nuevas tecnologías en beneficio de las relaciones con los clientes, creo que es una de las funciones mas importantes de los directivos.

  1. Aporta valor al negocio

No se trata de poner en el mercado el último invento o simplemente utilizar la última tecnología disruptiva. Innovar es trasladar la creatividad al negocio, conseguir que las ideas realmente aporten valor a la empresa y a los clientes.

En cualquier caso, como decía Walt Disney “La mejor manera de empezar algo es dejar de hablar de ello y comenzar a hacerlo”.

Debate propuesto: ¿Cuáles de las siete claves es más crítica para innovar en las organizaciones?

6 Comments
  • Mercedes López García
    Posted at 10:11h, 08 mayo Responder

    Estamos en ese punto en el que el ritmo de cambios va a la velocidad de la luz.
    Para abordarlo en mi opinión es fundamental una estrategia colaborativa y abierta a las capacidades de terceros. Esto traerá esa agilidad tan necesaria resultando en beneficio mutuo.
    Pero sin duda cualquiera de las 7 palancas conlleva todas las demás!

    • Adolfo Ramirez
      Posted at 12:44h, 13 mayo Responder

      Mercedes gracias por participar en el debate. Desde luego que en los momentos actuales de cambios rápidos y radicales la colaboración es un principio elemental para cualquier Organización. Estamos en la era de la Digitalización pero también en la de la Colaboración.

  • isabel
    Posted at 16:45h, 08 mayo Responder

    Es complicado que se acepte o se fomente la creatividad y la disrupción y, sin embargo, dan resultados siempre estimulantes, en un primer momento o más adelante.

    • Adolfo Ramirez
      Posted at 12:46h, 13 mayo Responder

      Isabel gracias por participar en el debate. En muchas ocasiones es complicado, como dices, que se acepte o fomente esa creatividad, pero lo realmente complicado es que esas organizaciones vean el futuro.

  • Fernando Gómez de Calatrava
    Posted at 11:03h, 14 mayo Responder

    Adolfo, todo lo que comentas es importante y necesario.
    No obstante y por experiencias pasadas me gustaría destacar la figura del «owner» de la implantación de la idea como fundamental.
    Además promover la cultura del «aprender, desaprender y reaprender» en toda la organización será clave en el futuro.
    Me encanta la siguiente cita que probablemente conoces:
    “The illiterate of the 21st century will not be those who cannot read and write, but those who cannot learn, unlearn, and relearn.” — Alvin Toffler.

    • Adolfo Ramirez
      Posted at 14:48h, 18 mayo Responder

      Muy buena reflexion que suscribo al 100%.

Post A Comment