Facilitadores e inhibidores para la digitalización

“El verdadero peligro no es que las computadoras comenzarán a pensar como los hombres, sino que los hombres comenzarán a pensar como las computadoras”.

Sydney J. Harris.

En el Plan para la digitalización de la sociedad española de la CEOE con un horizonte del 2020, desarrollado en el seno de su Comisión de Sociedad Digital, se identifican una serie de medios facilitadores de la digitalización y también en contraposición, las barreras u obstáculos que pueden dificultarla. 

Es un estudio que nos ayuda a entender la situación de la digitalización en nuestro país e indica cuales son las prioridades tanto a nivel público como privado a acometer para progresar en la transformación digital.

Facilitadores digitales

  • Redes de banda ancha. Autovías electrónicas que transportan, distribuyen y permiten compartir cualquier tipo de información. Nuestro país se encuentra bien posicionado en este ámbito y es una clara ventaja competitiva para nuestras empresas.
  • Cloud Computing. El reto es crear las infraestructuras adecuadas de primer nivel tanto en España como en el ámbito europeo que den cobertura a las nuevas necesidades requeridas. La involucración del sector público es imprescindible para su desarrollo. Eficiencia y movilidad son dos atributos clave en el ámbito de la economía digital.
  • Internet de las Cosas. Es la conexión del mundo digital con el mundo real. Es una oportunidad en plena evolución. Algunos estiman que podría haber 50.000 millones de dispositivos conectados a las redes en el 2020.
  • Big Data. Tanta información almacenada necesita de sistemas que la gestionen para obtener conocimiento. Situar el dato como un activo estratégico de las organizaciones es el primer paso para obtener los mejores resultados.
  • Robots. Cada día se utilizan más en múltiples aplicaciones, incluida la automatización de las cadenas de producción, lo que ofrece una oportunidad de reindustrialización.
  • Drones. Muy utilizados en aplicaciones militares, tienden a usarse en aplicaciones civiles (extinción de incendios, sanidad, etc) o empresariales (logística).
  • Impresoras 3D. Diseño de objetos físicos distribuidos por la Red, promoviendo la fabricación activa en cualquier punto.
  • Inteligencia artificial y computación cognitiva. Desarrollo de sistemas capaces de resolver problemas cotidianos por sí mismos, mediante algoritmos que utilizan como paradigma la inteligencia humana. Su aplicación en la personalización de ofertas comerciales o en términos de automatización y reducción de costes se ha convertido en una de las ventajas competitivas más evidentes de la economía digital.
  • Servicios de Ubicación. La localización espacial de las cosas, las personas y los procesos está siendo una revolución en la gestión territorial en la relación de las personas y las cosas con su entorno y en el control de los procesos de transformación territorial. Son funciones como la geolocalización o la realidad aumentada.

Inhibidores digitales

  • Resistencia al cambio. Como venimos comentado en el blog, las personas son las verdaderas protagonistas de la transformación en esta era digital, por ello resulta imprescindible realizar una gestión del cambio inteligente y activa para conseguir su máxima involucración.
  • Cultura. La cultura digital es muy diferente a la tradicional en exigencias de flexibilidad, adaptabilidad y agilidad, lo que implica un cambio cultural a abordar de máxima prioridad.
  • Seguridad digital. Su desarrollo es vital para facilitar la ruptura de la barrera del miedo y garantizar la fiabilidad de transacciones y datos.
  • Talento y captación digital. Exigencia de nuevos perfiles que el mercado de trabajo no está proporcionando por la falta de formación específica.
  • Soluciones históricas (“legacy”). Dificultad de adaptar y evolucionar los sistemas tradicionales a la nueva plataforma digital.
  • “Anti-agilidad”. En el entorno digital se espera que todo se pueda hacer en cualquier momento y en cualquier lugar con respuesta inmediata, lo que somete a mucha presión a las Administraciones y empresas para poder disponer de la agilidad que requiere esta capacidad de reacción.
  • Canibalización. Afrontar nuevas oportunidades (nuevos negocios) puede presentar el reto de la autocanibalización que siempre es difícil de decidir. Quizás analizando el final de algunas empresas que no lo hicieron resulte más sencilla la toma de la decisión.
  • Regulación. La evolución de la regulación suele ir detrás de la innovación y de los acontecimientos en el mercado, por lo que puede resultar poco adecuada para estimular los cambios necesarios, o, en el peor de los casos, desincentivar o frenar la evolución digital por la incertidumbre generada, siendo absolutamente imprescindible su rápida adecuación para evitar asimetrías regulatorias que se conviertan en un impedimento.

Debate propuesto: ¿Qué facilitador e inhibidor consideras que es más crítico para la digitalización?

14 Comments
  • Antonio Villanueva Martín
    Posted at 10:21h, 30 enero Responder

    Inhibidores:
    A corto la resistencia al cambio ,a largo la seguridad
    Facilitadores: lo veo como un todo (bigdata, cloud, iot…)me cuesta trabajo departamentar.

    • Adolfo Ramirez
      Posted at 06:19h, 01 febrero Responder

      Antonio la idea del conjunto para avanzar más rapidamente me parece muy interesante. La realidad es que las organizaciones que están creciendo exponencialmente tienen está como una de sus caracteristicas principales.

  • maria
    Posted at 16:40h, 30 enero Responder

    Lo importante es ser consciente de que hay inhibidores, conocerlos y gestionarlos para minimizarlos. De lo contrario, el fracaso está asegurado.
    Creo que todos son críticos, pero yo diría que el más crítico, es el de ‘obviarlos’.

    • Adolfo Ramirez
      Posted at 06:21h, 01 febrero Responder

      Sin lugar a dudas, decidir desde el conocimiento (y no desde la ignoracia) es el camino. Hacer el avestruz te puede hacer desaparecer

  • Jose
    Posted at 17:13h, 30 enero Responder

    Simplificando y aun a riesgo de perder originalidad…:el mayor “promoter “ es el mayor “demoter “….esto es el ser humano, y más concretamente las “modas”…y los falsos tópicos y amenazas…donde hay sectores que abogan por alejarse de los avances y cuentan con industrias que en su proceder tristemente les dan la razón
    La digitalización no puede ser a costa del empobrecimiento de una parte de la población o del deterioro del medio en que vivimos. Debe ser para mejorar la calidad de vida de todos los seres humanos!!! Incluso de los no humanos

    • Adolfo Ramirez
      Posted at 06:23h, 01 febrero Responder

      ¿Es bueno? ¿Es malo?. En función del uso que le demos.

  • Antonio Félix Velázquez Montero
    Posted at 10:39h, 31 enero Responder

    Resulta interesante comprobar que la mayor parte de los facilitadores son elementos tecnológicos mientras que los inhibidores están mayoritariamente relacionados con elementos básicamente humanos, como las emociones, la cultura y las leyes (que son redactadas y sancionadas por personas).

    Pienso que facilitar e inhibir depende exclusivamente de la manera en la que se afronta la realidad, si como un muro o como una autopista. Las organizaciones son responsables de que sus miembros vean el futuro como un camino de oportunidades en lugar de una carrera de obstáculos.

    • Adolfo Ramirez
      Posted at 06:25h, 01 febrero Responder

      Antonio interesante reflexión. Lo que facilita se compra y lo que se inhibe se tiene que gestionar. Interesante cuando se aplica en la Transformación de las organizaciones.

    • RAUL JIMENEZ FERNANDEZ
      Posted at 21:08h, 04 febrero Responder

      Totalmente de acuerdo. La tecnología facilita pero somos las personas quienes debemos entenderla y saber cómo utilizarla

  • Luis Mateos Keim
    Posted at 07:03h, 01 febrero Responder

    Yo creo que el único facilitador del cambio es el continuum entre la visión de la oportunidad y el terror al riesgo.

    Ambos polos crearán pioneros en la digitalización…

    los que se sientan ni ante una oportunidad ni ante la posible muerte de su proyecto no moverán un dedo… por lo menos no hacia un cambio no cosmético.

    Ni los drones ni las 3D sacarán de su letargo a quien no vea oportunidad ni la resistencia al cambio frenará al que vea su imperio morir.

    • Adolfo Ramirez
      Posted at 21:08h, 02 febrero Responder

      La actitud, siempre la actitud. Estoy de acuerdo Luis.

  • RAUL JIMENEZ FERNANDEZ
    Posted at 21:07h, 04 febrero Responder

    Creo que los principales facilitadores son el big data y la inteligencia artificial con todo lo que comortan. Pero en el contexto de España hay dos muy importantes: las infraestructuras (especialmente en ámbito rural) y, sobre todo, la educación en los colectivos que no son nativos digitales.
    Y el principal inhibidor: todo lo que tenga que ver con las personas como bien decís. La resistencia al cambio, la cultura, nuestro entorno social y las costumbres…

    • Adolfo Ramirez
      Posted at 22:32h, 04 febrero Responder

      Desde luego las infraestructuras en muchas de nuestras regiones es un claro facilitador que se convierte en inhabilitador sino se le da una solución con rapidez.

  • Esther Estévez
    Posted at 14:11h, 21 febrero Responder

    Muchas veces, como en el caso de la anti-agilidad, no es que se esté en contra, sino que no hay resistencia al cambio y no se quiere perder lo que se tiene. Esa es una de las razones por la que suele costar Agilizar grandes corporaciones, porque hay mucha gente con miedo a perder el control de lo que se hace o, a otros niveles, su parcelita de poder.
    Por eso se dice que el cambio tiene que ser impulsado desde muchos ángulos y no sólo de arriba a abajo o de abajo arriba.

    Saludos!

Post A Comment