7 Tendencias digitales para el 2018

“El progreso y el desarrollo son imposibles si uno sigue haciendo las cosas tal como siempre las he hecho”

Wayne Dyer

Como venimos insistiendo en este blog, uno de los aspectos fundamentales de los procesos de transformación de las organizaciones consiste en entender los cambios que se vienen produciendo en los negocios propiciados por la continua disrupción digital.

Vivir ajenos al progreso tecnológico es una actitud que hoy no se pueden permitir ni los equipos directivos ni el conjunto de profesionales de las compañías.

Con el objetivo de dar una visión de cuáles serán las tecnologías que marcarán las agendas del 2018, hemos analizado distintas publicaciones (Gartner, MIT, ….) y  extraído las que nos han parecido más relevantes y a la vez de aplicación más generalizada.

1. Inteligencia Artificial

El desarrollo de sistemas capaces de aprender, adaptarse y actuar de forma autónoma está suponiendo un gran reto para las organizaciones a las que les permitirá experimentar con nuevos modelos de análisis que agilicen y optimicen la toma de decisiones, mejoren la propuesta de valor a los clientes e incluso identifiquen nuevos modelos negocio.

2. Realidad Virtual y Realidad Aumentada

La realidad virtual está adquiriendo cada vez más protagonismo en la simulación de escenarios y experiencias. El desarrollo y divulgación de casos de uso supondrá un empujón definitivo para su crecimiento.

Para muchos expertos el 2018 será el punto de inflexión de la realidad aumentada en las empresas. Salud, medios y entretenimiento se identifican como los sectores de mayor crecimiento en este ámbito.

3. Internet de las cosas

Para empresas que busquen crear nuevos productos o experiencias, Internet of Things (IoT) les ofrece nuevas posibilidades basadas en la interconexión de lo físico y lo digital. IoT está avanzando a gran velocidad y su inclusión en nuestra vida cotidiana se está convirtiendo en una realidad y está siendo una fuente continua de nuevas iniciativas de negocio.

4. Blockchain

Para empresas que quieran investigar nuevas formas de transmitir títulos de propiedad físicos o digitales, una red Blockchain les permitirá crear modelos de negocio que eliminen barreras e intermediarios.

Muchas son las opiniones expertas que consideran que en el 2018 se producirá su generalización y vera su aplicación en finanzas, medios de comunicación,  publicidad, energía, agricultura, justicia, educación, seguros, salud, privacidad e identidad digital.

5. Asistentes virtuales

Adam Cheyer (cofundador de Siri) pronostica, en una entrevista para Retina, que los asistentes virtuales serán la próxima revolución tecnológica y que todavía no somos conscientes de lo importantes que serán en dos o tres años.

6. Reconocimiento facial

Tecnología que seguirá perfeccionándose y se convertirá en un elemento clave en la experiencia de clientes y empleados desde todos los puntos de vista: propuesta de valor, protección de identidad o procesos de identificación.

7. Ciberseguridad

Según el Estudio de Tendencias en el mercado de la Ciberseguridad realizado por el INCIBE, entidad dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, el negocio de la ciberseguridad alcanzará los 80.000 millones en el 2018.

En este estudio se destacan ámbitos como: el impacto de los servicios en la nube, el crecimiento exponencial de Internet de las cosas, la protección de las redes industriales o eléctricas inteligentes, la seguridad en los servicios Fintech o la protección de sistemas de comunicación vía satélite.

En cualquier caso, la mejor práctica sigue siendo considerar la seguridad de la información como un elemento clave en la estrategia de negocio de la compañía, lo que implica: un modelo de ciberseguridad, una inversión adecuada y unas campañas sistemáticas de sensibilización a empleados y clientes.

También es importante precisar que tecnologías como Big Data o Cloud, se han convertido en verdaderos habilitadores de las plataformas digitales y se podría considerar que han pasado de tendencia a realidad en gran número de organizaciones.

Debate propuesto: En tu organización, las tendencias digitales…

  • No se consideran importantes

  • Se observan

  • Se analizan para valorar su aplicación en el negocio

18 Comments
  • Millán
    Posted at 11:58h, 09 enero Responder

    Estamos en un entorno que cambia a una velocidad vertiginosa y las grandes organizaciones son conscientes de ello. No obstante, la adaptación al ecosistema es mas lenta en estas que en estructuras más pequeñas y maleables probablemente porque la toma de decisiones es menos ágil.

    • Adolfo Ramirez
      Posted at 23:38h, 10 enero Responder

      En cualquier caso en organizaciones grandes o pequeñas lo importante en este ámbito es estar atentos a las novedades que se producen en el negocio y su posible aplicación en la compañia para mejorar satisfacción de clientes o eficiencia.

  • Jaime
    Posted at 12:14h, 09 enero Responder

    Para mi la tendencia principal es como engranemos e implantemos estos servicios por encima para prestar servicios de valor.

    Plataformas. Como construimos e incorporamos estas tendencias en plataformas abiertas es un objetivo determinante

    • Adolfo Ramirez
      Posted at 23:40h, 10 enero Responder

      Claramente el aspecto crítico es valorar su aplicación al negocio.

  • Manu
    Posted at 08:54h, 10 enero Responder

    Yo añadiría más tecnologías que presentarán un cambio exponencial en los próximos años:
    – El móvil (el reconocimiento facial solo es una de las innovaciones que ya vive, otras que vendrán serán el 5G, el Wireless power, etc…).
    – Las impresoras 3D
    – Los coches autónomos.

    Respecto a las organizaciones, considero como bien has descrito en otros post que esto debe partir de las personas, es decir la organización esta preocupada pero lo importante es estar preocupado y preparado. Conocer las ventajas de estas tecnologías y buscar en los aspectos funcionales de tu negocio como aplicarlas, esa es la llave. Desde mi punto de vista, esto se cumple parcialmente o bien porqué se desconocen las ventajas o bien porqué cada día hay menos gente que sepa de verdad en que consiste el negocio que gestionan.

    • Adolfo Ramirez
      Posted at 23:41h, 10 enero Responder

      Manu, estoy de acuerdo contigo, pero si lo piensas con tranquilidad tampoco parece tan dificil:
      Observar -> Valorar -> Aplicar -> Medir y mejorar.

  • Jesus
    Posted at 10:52h, 10 enero Responder

    A mi parecer muchas organizaciones están tomando estas tecnologías tratando de aplicarlas «con calzador» en lugar de realmente encontrar un problema y ser capaces de analizar qué tecnología y de qué forma transforma sustancialmente su gap (producto, servicio, proceso…).
    No se trata de aplicarlas «per se», sino de, una vez identificada cierta necesidad, acudir al mercado y analizar qué herramienta se adapta mejor. No en descubrir un problema latente para una solución genial, sino una solución eficiente y sencilla para un gran problema.
    Y de forma paralela, invertir en nuevos modelos en los que estas tecnologías son un driver generador de negocio por si mismo. Aquí, a mi modo de ver, la gran barrera en todas las empresas son las prioridades, el día a día, primar lo urgente (el «mañana») al largo plazo (el «dentro de dos años»)

    • Adolfo Ramirez
      Posted at 23:44h, 10 enero Responder

      Cada vez estoy más convencido que «el día a día» es la escusa perfecta para no salir de la zona de confort de las organizaciones! Mañana lo pongo en un Twit.

  • Antonio Félix Velázquez Montero
    Posted at 13:58h, 10 enero Responder

    Al hilo de tu pregunta para el debate, creo que sería más que recomendable que las empresas crearan un equipo o departamento a modo de «Observatorio Digital». Normalmente el CIO es el que, en sus pocos ratos libres, se informa o interesa de las tendencias tecnológicas, lo que en el fondo es insuficiente dado el vertiginoso panorama TI actual.

    • Adolfo Ramirez
      Posted at 23:46h, 10 enero Responder

      Antonio, más allá del puesto concreto, lo que resulta imprescindible para las organizaciones en una epoca de cambios continuos como la actual es tener un modelo que le permite estar al día de novedades e innovaciones.

    • Luis Mateos Keim
      Posted at 04:42h, 11 enero Responder

      Más les vale hacer observadores digitales a todos sus empleados ( más bien stakeholders) y estructurar el «sistema nervioso» para sentir y accionar ante el entorno vaporoso…

      El axioma cambia… Empieza la fiesta.

      • Adolfo Ramirez
        Posted at 08:42h, 12 enero Responder

        Pues vamos a la Fiesta (no hay quien la pare) con cabeza … ¡Y a divertirse!

  • Luis Mateos Keim
    Posted at 04:38h, 11 enero Responder

    Lo realmente «pre-ocupante» (literalmente hablando) es la confluencia de todas estas tendencias.

    El ABSOLUTAMENTE impredecible el resultado de la inminente conexión de los datos, las cosas, el aprendizaje automático, la certificación desintermediada etc y sobre todo la madurez de una sociedad preparada para hacerlo todo engranar.

    En el 2000 ya estaba todo esto imaginado, se intuía el potencial que abría Internet y sus efectos… Yo estuve en capital riesgo y en una consultora tecnológica americana «de moda» en esa época esos años y los modelos que vendíamos como inminentes no tenían NADA que envidiar a lo que se habla ahora… Nada… y más teniendo en cuenta que no había ni smartphones en color.

    Pero la gente no estaba a la altura… No había mercado para las soluciones que intentábamos vender aunque entraban los millones en las arcas de los que imaginaban un mundo mejor.

    Ahora el peligro es que la sociedad está a punto de estar preparada para absorber que la nevera le mande un informe al seguro para decirle certificadamente que te baje la cuota de la póliza de vida.

    estás alimentándote más sano ya que te ha reconocido al abrir la nevera, la basura y la comunidad de propietarios y el servicio de recogida de residuos reciclados corroboran que efectivamente no has tirado nada y sobre todo, porque está comprobado que con tu historial, la actividad que reporta tu smartphone y tus horas de redes sociales y equipo de fútbol la esperanza matemática de beneficio para el seguro hace que este no te quiera perder, porque vivirás hasta el 15 de septiembre del 2032.

    Black mirror será un chiste…

    Las consecuencias son impredecibles…. Y hay que tener una lancha motora para surfear el cambio, una tabla de surf.

    Y saber poner la cera…

    • Adolfo Ramirez
      Posted at 08:41h, 12 enero Responder

      Magnifica reflexión de Luis. Desde luego la confluencia de las distintas tecnologías esta configurando un futuro incierto de gran complejidad como nunca antes se habia producido. El reto gran reto es ser capaces de gestionarlo porque en caso contrario el riesgo es evidente: Sera la disrupción tecnológica la aue nos gestione a nosotros.La cuestión es ¿estamos haciendo lo suficiente? ¿Estamos haciendo algo? para ser dueños de nuestro futuro.

  • Laura Sabater
    Posted at 08:11h, 12 enero Responder

    En China sin tecnología digital ya casi no se puede hacer nada, todos los aspectos del dia a dia se manejan desde el móvil. La cartera con billetes ha quedado relegada a la flexibilidad de Alipay y Wechat con códigos QR , desde viajes, comida a domicilio, contratar a la senyora de la limpieza, tickets, cualquier tipo de servicio, transferencias de dinero en 2 segundos…… En Europa nos estamos quedando atrás.

    • Adolfo Ramirez
      Posted at 08:44h, 12 enero Responder

      ¡Nos estamos quedando atrás! … si es que no nos ponemos de acuerdo. Estamos en la «paralisis por el análisis».

  • RAÚL JIMÉNEZ FERNÁNDEZ
    Posted at 22:41h, 21 enero Responder

    Creo que toda organización, cualquiera que sea su sector, tamaño y ámbito de actuación, debe considerar dichas tendencias en sus planteamientos estratégicos y de negocio, o bien tiene un claro riesgo de supervivencia.
    La gran dificultad es involucrar a todos sus empleados en dichos planteamientos, hacerles conscientes de su realidad e impacto y, de forma especial, incluirlos en su realidad diaria. Ese es el reto.
    Es el momento de pasar de las musas al teatro, de considerarlas en nuestra estrategia y analizar cómo impactan y cómo podemos aprovecharlas en nuestros modelos de negocio, a hacerlas realidad en el día a día de nuestra actividad y de nuestras RELACIONES CON LOS CLIENTES.
    Porque no olvidemos que EL CLIENTE ES EL REY. Y debemos aprovechar estas tecnologías para GENERAR UNA EXPERIENCIA diferencial, ÚNICA, a nuestros CLIENTES.

    • Adolfo Ramirez
      Posted at 11:50h, 23 enero Responder

      Totalmente de acuerdo Raul. Para consegir lo que dices es importante tener definido y compartido un Proposito ilusionante y significativo.

Post A Comment